Buscar
16:04h. Jueves, 16 de Agosto de 2018

ASAJA CLM plantea a la Consejería de Agricultura nuevas propuestas para combatir la superpoblación de conejos

ASAJA de Castilla-La Mancha ha dirigido un escrito al Director General de Política Forestal y Espacios Naturales planteando medidas encaminadas a combatir la superpoblación de conejos, tal y como acordó la organización agraria en la reunión que mantuvieron la pasada semana con los representantes de las cinco provincias.

En este sentido, y una vez expuestas todas las actuaciones llevadas a cabo por ASAJA CLM y las conclusiones de las reuniones mantenidas tanto con gobierno regional como nacional, los dirigentes de la organización agraria informaron de las posibles medidas que se pueden aplicar, teniendo en cuenta las competencias de cada Administración y la normativa vigente. En este sentido, hicieron hincapié en que los acuerdos resultantes tendrían que estar exentos de demagogia y con la precaución de no confundir a los agricultores.

Los representantes de los afectados por daños del conejo incidieron en que ya no se trata de un problema regional, sino que ha traspasado barreras y ha adquirido dimensión nacional. A pesar de ello, ASAJA CLM critica que no acaba de ver voluntad política suficiente para resolver un problema cuyos únicos perjudicados son los agricultores. En este sentido, ha criticado que, a día de hoy, todavía no se han sentado en la misma mesa las Administraciones competentes para resolver el asunto. Desde la organización insisten en que la solución pasa por el entendimiento y asunción de responsabilidades a tres bandas: por un lado, administración nacional y regional; por otro, agricultores y, por último, cazadores y cotos.

Así pues, en lo que respecta a las competencias regionales, desde la organización agraria han planteado nuevas medidas para disminuir los daños en las explotaciones. En esta línea, han solicitado que, en los municipios declarados como comarca de emergencia cinegética, se autorice a los titulares de las explotaciones para que puedan llevar a cabo acciones de control y puedan cazar en sus propias parcelas; autorizar los permisos para la caza de conejo de monte con escopeta a partir del próximo mes, o permitir la modalidad de caza nocturna.

También han demandado que, en aquellas lagunas y Zonas de Reserva de la Biosfera donde se están llevando actuaciones de descaste por parte de la Administración, se realicen limpiezas previas para que los descastes sean efectivos y se instalen mallas conejeras donde haya acumulación de la especie.

En cuanto a los cotos de caza, ha pedido que, en fincas particulares, se autorice la posibilidad de cazar o vallar los majanos y brozas que se encuentran en las mismas.

Por último, la organización agraria ha solicitado información sobre el proceso de derogación del Decreto 10/2009, de 10 de febrero de 2009, por el que se declara el conejo de monte como especie cinegética de interés preferente, y ha instado a que agilice los trámites para que se haga efectivo y no se quede en un mero anuncio propagandístico.

Por otro lado, y en relación a las competencias que recaen en el Gobierno nacional, desde ASAJA CLM se está trabajando en actualizar un informe con los puntos de las vías de comunicación más afectadas por la superpoblación de conejos para que el Ministerio de Fomento y ADIF actúen en consecuencia.

Además, los dirigentes explicaron que los servicios jurídicos de la organización están preparando un borrador de demanda colectiva para reclamar los daños a las administraciones responsables (ADIF, Ministerio de Fomento o Confederaciones Hidrográficas) con el fin de que se indemnicen las cuantiosas pérdidas que están sufriendo en sus explotaciones.

También, desde ASAJA nacional, se ha solicitado a la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que dé instrucciones a las Confederaciones Hidrográficas para limpiar las riberas de los ríos y arroyos de su competencia.

Por último, la organización agraria insta al Ministerio de Agricultura a que tome cartas en el asunto y haga las gestiones oportunas para que ENESA y Agroseguro modifiquen los seguros agrarios, pues en la actualidad, en vez de perseguir los principios básicos de garantías para las cosechas de los agricultores, incrementan las trabas y desamparan a un sector estratégico para la economía y la sociedad regional.