Buscar
11:30h. Jueves, 26 de Abril de 2018

García-Page ensalza la regeneración ambiental de la mina ‘Emma’ “que durante años ha generado valor añadido y riqueza a Puertollano y su comarca”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page ha puesto hoy en valor los trabajos de restauración medioambiental que se están llevando a cabo en la mina de extracción a cielo abierto ‘Emma’, una explotación que durante años “ha generado un valor añadido y una riqueza extraordinaria a Puertollano y toda su comarca”, y cuyas instalaciones están siendo desmanteladas en un proceso que finalizará previsiblemente en el año 2020.
 
García-Page se ha pronunciado así este lunes en las instalaciones de la Empresa Carbonífera del Sur (Encasur) en Puertollano, donde ha conocido las mejoras en esta mina a cielo abierto, propiedad de Endesa, que en 2015 cerró convirtiéndose en la última mina extractiva de la compañía eléctrica. Durante esta visita, el jefe del Ejecutivo autonómico ha estado acompañado por el presidente de Endesa, Borja Prado.
 
Lo que era un terreno afectado por dicha actividad se ha transformado hoy en una zona restaurada de 900 hectáreas donde olivos, cereales y pastos sustituyen a la mina de carbón, “y es un orgullo ver cómo Endesa no sólo ha cumplido con la ley a la hora de reestablecer ambientalmente esta explotación minera, sino que lo ha hecho con esmero y mimo”, ha manifestado García-Page.
 
“El cariño que siempre ha puesto Endesa en esta explotación –ha proseguido- se ha cifrado ahora en un proyecto de generación ambiental que va a recibir elogios por los especialistas”, y además, ahora existe el interés, tanto del Ayuntamiento como de la propia Junta y de la empresa, de que lo fue una explotación “que ha dado tanta mano de obra a Puertollano, pueda tener en un futuro inmediato una referencia económica de explotación muy vinculada precisamente a este ejemplo medioambiental”.
 
1.066 avales de empresas mineras por importe de más de 69 millones de euros
 
En Castilla-La Mancha, preocupados por la gestión de los residuos de las minas y con la finalidad de rehabilitar del espacio afectado por actividades mineras, se establece por norma que al finalizar el aprovechamiento de una explotación, la entidad explotadora deberá proceder a la rehabilitación y abandono definitivo de la explotación. Si no lo hace, se encarga la Junta como Administración con los avales que previamente se les ha solicitado.
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta actualmente con 1.066 avales depositados por las empresas mineras por un importe de más de 69 millones de euros para garantizar la regeneración ambiental de las explotaciones mineras.
 
Durante esta Legislatura, el Ejecutivo autonómico ha ejecutado diez avales, lo que supone haber invertido más de 286.000 euros en recuperar espacios de explotaciones mineras. Antes del verano, está prevista la licitación de 6 avales más por importe de 447.000 euros.
 
Castilla La Mancha cuenta con 285 explotaciones mineras, que dan empleo a 1.324 personas, se facturan casi 174 millones de euros y la producción vendible es de casi 12 millones de toneladas. Entre los productos mineros que se extraen destacan los áridos, que representan el 70% del número de explotaciones en la región, y el 63% del empleo total generado, aunque en facturación sólo representa el 16% del total. En facturación destacan las arcillas especiales que representan el 39% del total facturado.