Buscar
10:45h. Martes, 24 de Abril de 2018

El Gobierno de Castilla-La Mancha desactiva el METOCAM en las provincias de Cuenca y Guadalajara tras finalizar el temporal de nieve

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha desactivado a las 9:15 horas de hoy el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), que se puso en marcha, en fase de alerta en las provincias de Cuenca y Guadalajara, el pasado miércoles, día 11 de abril, a las 12:15 horas.
 
Tras constatar la ausencia de incidentes significativos en las últimas horas, la normalización de la situación meteorológica y ante la resolución de la mayor parte de las incidencias registradas, la dirección del Plan ha decidido la desactivación completa del METEOCAM en ambas provincias.
 
Así, desde el inicio del temporal de nieve, a las 00:00 horas del día 11 hasta las 09:15 horas de hoy, el Servicio de Atención de Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 registró un total de 83 incidencias.
 
Por provincias, Guadalajara ha sido la que ha sumado un mayor número de incidentes desde el inicio de las nevadas, con un total de 47.
 
Entre los principales sucesos ocurridos en esta zona cabe destacar los vehículos que se quedaron atrapados por la nieve y el corte de carreteras que tuvo lugar en localidades como Peralejos de las Truchas, Peñalén, El Recuenco y Molina de Aragón.
 
También algunas localidades, como Hombrados y Galve de Sorbe, estuvieron varias horas aisladas, debido a la gran acumulación de nieve en las carreteras, y, además, se registraron cortes en el suministro eléctrico en pueblos como Villanueva de Alcorón y Traid.
 
Por lo que respecta a la provincia de Cuenca, el número de incidentes registrados desde las 00:00 horas del día 11 y hasta la finalización de la emergencia fue ligeramente menor, un total de 36.
 
Entre los mismos, cabe recordar las dificultades de circulación sufridas en la autovía A-40, en el término municipal de Fuentenava de Jábaga, cerca de la capital conquense, y el corte de carreteras debido a la gran acumulación de nieve.
 
Las incidencias más destacables en la provincia conquense se han producido por los cortes en el suministro eléctrico en varios municipios y pedanías.