Buscar
16:04h. Jueves, 16 de Agosto de 2018

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina más de un millón de euros al fomento de la inserción laboral de personas en exclusión social

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina más de un millón de euros al fomento de la inserción laboral de personas en situación de exclusión social a través de empresas de inserción.
Así lo ha publicado hoy el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, donde se señala que la finalidad de estas líneas de apoyo consiste en apoyar y propiciar la integración laboral de las personas en situación de exclusión social, en el mercado laboral a través de empresas de inserción. Este decreto recoge dos líneas de ayuda, a la contratación inicial, o mantenimiento de la contratación de personas en situación de exclusión social en las empresas de inserción, y  una segunda línea que subvenciona a la contratación inicial y, o, mantenimiento de personal técnico de acompañamiento y, o, de producción.
 
Las personas destinatarias de estas ayudas son aquellas con las que se esté interviniendo desde los Servicios Sociales de Atención Primaria, en el marco de la Prestación de Prevención y Atención Integral ante las situaciones de exclusión social; jóvenes mayores de dieciocho años y menores de treinta, procedentes de Instituciones de Protección de Menores y personas con problemas de drogodependencia u otros trastornos adictivos que se encuentren en proceso de rehabilitación o reinserción social.
 
También se podrán acoger las personas internas en centros penitenciarios, cuya situación penitenciaria les permita acceder a un empleo, así como liberados condicionales y ex reclusos; los menores internos, cuya situación les permita acceder a un empleo, así como los que se encuentran en situación de libertad vigilada y los ex internos; las personas procedentes de centros de alojamiento alternativo autorizados por la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y las procedentes de servicios de prevención e inserción social autorizados por la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.
 
Las personas en situación de exclusión social deberán estar desempleadas e inscritas como demandante de empleo en una oficina ‘Emplea’ de Castilla-La Mancha, al menos desde el día inmediatamente anterior a la fecha de su contratación.
 
Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las empresas de inserción que realicen contrataciones de personas en situación de exclusión social y del personal técnico de acompañamiento y/o de producción.
 
Se subvencionará a las entidades beneficiarias cuando las personas contratadas desarrollen su actividad en un puesto de trabajo ubicado en el territorio de Castilla-La Mancha.
 
El plazo de presentación de solicitudes comenzará el día siguiente al de la publicación del decreto en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y finalizará el 15 de diciembre.
 
Con esta nueva línea de ayudas el Gobierno de Emiliano García-Page cumple su compromiso constante de integrar laboralmente a las personas más vulnerables de la región para que consigan sentirse plenas y los niveles de desarrollo personal deseables.