Buscar
17:02h. Martes, 17 de Octubre de 2017

El Gobierno regional destaca la importancia de aprobar el presupuesto 2017 para desarrollar una política redistributiva que mejore la calidad de vida de la ciudadanía

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha resaltado hoy la importancia de aprobar los presupuestos de Castilla-La Mancha para 2017, ya que las cuentas regionales permitirán aprovechar los vientos de cola de la economía y poder llevar a cabo una política redistributiva, que mejore la calidad de vida de la ciudadanía, con el incentivo del gasto social.

Ruiz Molina así lo ha manifestado durante la rueda de prensa que ha ofrecido antes de su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales para informar sobre el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2017.

Una intervención que, tal como ha resaltado Ruiz Molina, se produce como consecuencia de su solicitud de comparecencia a petición propia, en base al artículo 201 del Reglamento de las Cortes, y que servirá para explicar con detalle el proyecto de Ley de Presupuestos regionales para este año.

En este sentido, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha avanzado que durante la comparecencia, además de las cifras generales de las cuentas regionales, desglosará el presupuesto por secciones, al objeto de que los grupos políticos con representación en las Cortes puedan conocer las medidas concretas que se pondrán en marcha para beneficio de la ciudadanía de la región.

Ruiz Molina ha explicado que se trata de un proyecto de Ley de Presupuestos que es básicamente el mismo que se presentó a principios de año y que tiene como grandes objetivos mejorar la calidad de vida de los castellano-manchegos, por lo que se destina el 70 por ciento del gasto no financiero a gasto social, incentivar la inversión empresarial para generar riqueza que se pueda redistribuir y hacer todo ello compatible con el control de las finanzas públicas.

En este sentido, Ruiz Molina ha incidido en que ese control de las finanzas públicas está permitiendo “reducir la necesidad de financiación, ser una de las comunidades autónomas que menos tarda en pagar a los proveedores y una en las que menos ha crecido su endeudamiento".

Los presupuestos regionales para 2017 se desarrollarán en un contexto económico muy positivo para la región. Así, ha recordado que hay “coincidencia en las estimaciones de los gabinetes de estudio económico de que Castilla-La Mancha está en condiciones de crecer por encima de la media nacional y ello es consecuencia de la credibilidad que ofrece la política económica y presupuestaria del Gobierno de García-Page”.

Una credibilidad que, según ha valorado Ruiz Molina, está provocando un incremento notable de la inversión empresarial, que se pone de manifiesto no solamente en el incremento del número de empresas sino también en que hay muchas empresas que están cambiando su domicilio social a Castilla-La Mancha porque consideran que las condiciones aquí de todo tipo y, fundamentalmente, esos incentivos a la inversión empresarial son mejores que en comunidades autónomas limítrofes".

El gasto social de los presupuestos 2017 se incrementa en 205,8 millones respecto al año pasado

Sobre el nuevo proyecto de presupuestos regionales, Ruiz Molina ha destacado que asciende a 8.941 millones de euros, un 6,2 por ciento superior al del año pasado, lo que en números absolutos supone 521 millones más.

Un incremento que es del 4 por ciento, si se trata del presupuesto no financiero, cuyo montante total es de 7.170,1 millones.

A las políticas sociales se destina el 70 por ciento del gasto no financiero, un total de 5.020 millones de euros o, lo que es lo mismo, 13,7 millones al día a la consolidación del Estado del bienestar. Este bloque social supone un incremento de 205,8 millones respecto al año pasado y de 520 si se compara con el presupuesto de 2015.

Ruiz Molina ha valorado en este sentido que el Gobierno de Emiliano García-Page incrementa un 11,6 por ciento el gasto para educación, sanidad y servicios sociales en dos años.

En el apartado de gasto social con respecto a los presupuestos de 2016 se incluye como novedad el Plan Integral de Garantías Ciudadanas, que asciende a 120 millones de euros.

Por su parte, el bloque económico supone casi una cuarta parte del presupuesto, un total de 2.006 millones, con una inversión diaria de 5,5 millones de euros.

Un presupuesto que también se caracteriza por su esfuerzo inversor, que se incrementa un 35 por ciento respecto a 2016. Se destinarán por tanto más de 85 millones a infraestructuras educativas, sanitarias y de bienestar social, 22 más que el año pasado.

En dos años, a la recuperación social y económica de Castilla-La Mancha, el principal objetivo del Ejecutivo de García-Page, se destinan 614,5 millones de euros, es decir, un 12,9 por ciento más.

Desde el punto de vista financiero, Ruiz Molina ha enfatizado que estos presupuestos, por primera vez en muchos años, prevén un ahorro neto positivo de 76,5 millones euros.

Unos presupuestos que, además, están diseñados para, al igual que los de 2016, cumplir con los objetivos de déficit y deuda para este año.

Novedades por 59 millones de euros para dar una vuelta de tuerca a la recuperación económica y social

En cuanto al proyecto de Ley de Presupuestos que se presentó el pasado mes de enero, Ruiz Molina ha añadido que son muy similares cuantitativamente, pero que incluyen un total de 16 novedades cualitativas de relevancia, que suponen 59 millones de euros.

Tal como ha relatado Ruiz Molina, en el ámbito de la agricultura y el medio ambiente están novedades son el incremento en 18,5 millones de las partidas de agricultura ecológica, la creación de una nueva partida de 6,3 millones para las compensaciones a agricultores con explotaciones dentro de zonas ZEPA y la dotación de una partida específica de 2,5 millones para el sellado del amianto en el barrio de Santa María de Benquerencia en Toledo.

Además, se destinarán 810.000 euros del Fondo Verde para actuaciones de protección de la naturaleza y fauna en la Red de Áreas Protegidas y se dotará con 110.000 euros la partida para medidas de educación ambiental.

En el área de educación y cultura, el nuevo proyecto da respuesta a reivindicaciones como la contratación de los docentes interinos desde el 1 de septiembre hasta el 31 de agosto desde el próximo curso 2017/2018 y la reducción de las horas lectivas en Secundaria y Bachillerato.

También se incluirá una nueva partida de 300.000 euros para el inicio de los trabajos de cesión de la colección de arte de Roberto Polo, se dotará con 90.000 el Conservatorio de Música de Mota del Cuervo y se destinarán 60.000 euros al Parque Arqueológico de Carranque, fundamentalmente para conservación de mosaicos.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha explicado que en materia de economía y empleo se dotará una nueva partida de dos millones para la recuperación económica de las ciudades en declive socioeconómico y se destinará a las zonas en despoblamiento una nueva partida de tres millones.

Finalmente, en el ámbito de los Servicios Sociales se creará una nueva partida de nuevo millones de euros, que se financiará con fondos finalistas procedentes del 0,7 por ciento de la declaración de la Renta, para proyectos que cumplan la normativa sobre la materia; se incrementarán hasta los 2,8 millones las ayudas de Cooperación al Desarrollo y se incorporará una nueva partida de 75.000 euros para la evaluación del Plan Integral de Garantías Ciudadanas.