Buscar
07:30h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

El Gobierno Regional destaca la valentía y cualidades de las mujeres empresarias y emprendedoras de la región

El vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, ha mantenido un encuentro esta mañana con la Junta Directiva de la Asociación de Mujeres Empresarias de Albacete (AMEPAP), de la que forman parte la presidente Antonia Pastrana; la vicepresidente Elena Sarrallé, la secretaria, María Luz Herreros; y las vocales Gema Cano y Raquel González.
 
García Molina ha querido escuchar las necesidades de las mujeres empresarias de Albacete, pero también trasladarles algunas “moderadamente buenas” noticias.
 
"Sé que siempre que hablamos del empleo”, ha declarado el vicepresidente segundo, “de creación del empleo, que siempre que hablamos de la generación de empresas, todo nos va a saber a poco, y nos gustaría que fuera más rápido, y nos va a parecer insuficiente. Creo que se están sentando las bases para una recuperación y una apuesta por el empleo, y por el emprendimiento, lo demuestran los próximos presupuestos de 2018; la partida que más se incrementa es la partida destinada a empleo".
 
Ejemplo de ellos, ha señalado, son el Plan Adelante del Gobierno regional, dotado con 55,5 millones de euros, que ya ha atendido a más de dos mil empresas y quiere abrir nuevas líneas, como la dirigida a la digitalización de las empresas que así lo necesitan o quieran. Pero también, ha indicado, la iniciativa ‘Crece Empresas’, que permitirá a las empresas contratar a más empleados y empleadas.
 
Apoyo a las mujeres empresarias
 
García Molina ha puesto especial atención en las mujeres, a las que ha referido que en el Plan de Autoempleo, Creación de empresas y Emprendimiento, se ha implantado una política de discriminación positiva para las mujeres. Una iniciativa de la que ha confesado sentirse “orgulloso”.
 
"Creo que las mujeres de esta región”, ha declarado, “que seguramente también son las que más han padecido la crisis, porque la política y la crisis también se feminizan, poner políticas, poner iniciativas que haga que las mujeres accedan más al empleo pero que también accedan más a emprender, y accedan a ayudas para que las empresas que ya tienen en marcha vayan mejor, es un pasito más y un pasito necesario del que nos podemos sentir orgullosos para conseguir la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”. Al menos, ha concluido, “generar las condiciones necesarias para conseguir verdaderas condiciones de igualdad”.