Buscar
07:21h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

El Gobierno regional muestra su rechazo a las enmiendas del PP que suponen recortar en otros 160 millones de euros el Estado del Bienestar

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su rechazo hoy a las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario del PP en las Cortes regionales para bajar el impuesto de transacciones patrimoniales ya que impedirían acometer la construcción de ocho nuevos centros de salud en la Comunidad Autónoma.
 
Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en rueda de prensa hoy para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, entre la oposición a la tramitación parlamentaria de 16 enmiendas del PP a los presupuestos de 2018 debido a que “todas ellas suponen una minoración de ingresos que haría imposible el cumplimiento del objetivo de déficit” y obligarían a acometer importantes recortes en sanidad, educación o discapacidad.
 
Hernando ha detallado de este modo “el último fascículo” de los recortes planteados por el PP “desde la oposición” y que supondrían recortar más de 160 millones de euros a través de la reducción de ciertos impuestos, la mitad a través de la rebaja de los impuestos de transmisiones patrimoniales.
 
Según ha denunciado el portavoz, esta rebaja facilita que “si alguna persona quisiera vender un cigarral, un casoplón o un cortijo, el PP quiere le salga mucho más barato”.
 
Así, ha concretado que además de impedir que se pueda cumplir con el objetivo de déficit, esos 160 millones de euros supondrían “otra batería más de recortes” que implicarían la supresión del Plan de Infraestructuras Educativas, la convocatoria de 40 millones de euros para discapacidad y la paralización de la construcción de ocho nuevos centros de salud en la región por valor también de 40 millones de euros.
 
El PP sigue empeñado en recortar desde la oposición”, ha lamentado Hernando, que ha recordado que no es la primera vez que plantean estos recortes este año, por lo que “esta nueva intentona del PP para reducir en 160 millones de euros el Estado del Bienestar” demuestra que “esto no es un error y que el PP no recorta por necesidad, sino por convicción”.
 
En palabras del portavoz, en el PP “no creen en la sanidad, en la educación pública y en las convocatorias de la Discapacidad” y “solamente creen en que aquellos que más tienen menos aporten a la hucha común”.
 
Se completa el “paquete” de 13 inversiones en carreteras por 22,7 millones de euros
 
Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a las cinco últimas actuaciones en mejora de carreteras de las 13 que componen el paquete aprobado por el Ejecutivo autonómico en apenas tres semanas y que, con una inversión total de 22,7 millones de euros, supondrán una mejora considerable de las condiciones y de la seguridad en todas estas vías.
 
Entre las actuaciones aprobadas hoy, por valor de 13,3 millones de euros, se encuentra la mejora de un tramo de 10,25 kilómetros de la CM-3009, en la provincia de Cuenca, entre la intersección de la CM-310, en Saelices, y Villajero de Fuentes, encaminada a reforzar el firme y corregir el trazado de algunas curvas peligrosas, y que tendrá un coste de casi 4,5 millones de euros.
 
Asimismo, se ha autorizado un gasto de 2,9 millones de euros para el acondicionamiento de la CM-3101 entre Villamayor de Santiago y Hontanaya, en un tramo de ocho kilómetros que presenta numerosas deficiencias en el firme, una anchura de calzada insuficiente y una señalización vertical nula o insuficiente en algunos puntos.
 
En la provincia de Ciudad Real, se ha aprobado una inversión de 1,5 millones de euros para la mejora de la seguridad vial en la CM-420, entre Daimiel y Puerto Lápice, en un proyecto que, entre otras actuaciones, “prevé la transformación de diversas intersecciones en glorietas”, ha detallado Hernando.
 
En la provincia de Toledo, se ha dado luz verde a una inversión de algo más de dos millones de euros para el refuerzo del firme de la CM-5007 en un tramo de 10,9 kilómetros entre Méntrida y Valmojado, que también presenta una degradación generalizada y progresiva del firme y que prevé la construcción de una glorieta al término de la travesía de Méntrida.
 
Por último, se ha aprobado un gasto de 2,4 millones de euros para el refuerzo del firme de la CM-4051 entre Cabañas de Yepes y Huerta de Valdecarábanos, en un tramo de 7,5 kilómetros que incluirá también la corrección puntual de curvas y la construcción de una glorieta en el límite del casco urbano de Cabañas de Yepes.
 
“Con estas actuaciones completamos el paquete de 13 inversiones en materia de carreteras que hemos aprobado en apenas dos o tres semanas y que van a beneficiar a todas las provincias de la región”, ha explicado el portavoz.
 
Con anterioridad a éstas, el Gobierno regional ha aprobado el refuerzo del firme de la CM-320 entre Viveros y la intersección de la CM-3133; la rehabilitación del firme y mejora del drenaje de la CM-4202 entre Alamillo y la intersección de la N-502; la rehabilitación del firme de la CM-3222 entre Ledaña e Iniesta; el acondicionamiento de la CM-200 entre el río Tajo y Almonacid de Zorita; el refuerzo de la CM-200 entre el río Tajo y Pastrana, la mejora y acondicionamiento de la travesía de la CM-3012 en Quero; y el refuerzo de la CM-4004 entre Numancia y Pantoja. A ellas se suma también la rehabilitación de los parques de maquinaria de conservación de carreteras de Almansa y Alcaraz.
 
Todas estas actuaciones están enmarcadas en el III Plan Regional de Carreteras, “con el que pretendemos paliar la lamentable falta de inversión en infraestructuras viarias de titularidad autonómica que se produjo durante la pasada legislatura, y del que ya hemos ejecutado actuaciones en 212 kilómetros, el 90 por ciento de lo que se hizo en los cuatro años de Gobierno de Cospedal”, ha subrayado Hernando.
 
El portavoz ha destacado que el Ejecutivo regional no sólo invierte en acondicionamiento y  mejorar de carreteras, sino también en medios materiales, como demuestra el gasto de 5,7 millones de euros aprobado también hoy por el Consejo de Gobierno para el contrato de suministro, mediante arrendamiento con opción de compra, de once camiones brigada para los servicios de carreteras de la Consejería de Fomento, “un contrato que garantiza que podamos disponer de estos once vehículos durante los próximos diez años”, ha finalizado.