Buscar
06:51h. Lunes, 19 de Noviembre de 2018

El Gobierno regional propone un cambio en la gestión del agua para exportar el modelo eficiente de Castilla-La Mancha a nivel nacional

El Gobierno de Castilla-La Mancha propone que se lleve a cabo un “cambio disruptivo, revolucionario” en materia de agua a nivel nacional, en el cual se traslade el modelo eficiente del uso de este recurso que se lleva a cabo en el territorio regional.
 
Así lo ha puesto  de manifiesto el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el desayuno informativo organizado por el diario La Tribuna de Ciudad Real bajo el nombre ‘La importancia de la gestión del agua’, ante un centenar de personas del ámbito de la agricultura, la ecología y las administraciones, en el cual ha participado el periodista ambiental Joaquín Araújo y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, contando con la asistencia de la delegada de la Junta en la provincia, Carmen Olmedo; la directora provincial de Agricultura, Prado Amores y la alcaldesa de Ciudad Real Pilar Zamora, entre otros.
 
De esta forma, ha explicado que hay que apostar por “plantearnos el enfoque de otra manera y cambiar radicalmente la forma en la que contemplamos el uso de este recurso tan importante”, un cambio que pasa por “poner el consumo humano en primer lugar, el uso en la agricultura y también, la compatibilidad de ambos usos, con el medio ambiente”.
 
Y es que el agua, ha reiterado, es lo más importante desde el punto de vista del medio ambiente y en Castilla-La Mancha “lo tenemos claro”, pero, ha dicho, que “no solo hay que tener una visión medioambiental, sino que hay que hacer compatibles el desarrollo y el poblamiento rural y la protección del medio ambiente, ya que este recurso tan escaso es fundamental para la vida y para el desarrollo”.
 
De esta forma, ha puesto de manifiesto que “no puede ser que hoy en día haya jóvenes en Castilla-La Mancha que no puedan incorporarse al sector agrícola” porque no tienen acceso a este recurso para generar cultivos sociales, “cuando en otras regiones sí, cuando nos encontramos en una región que mira por cada gota de agua haciendo un uso responsable de la misma”.
 
Es por ello que ha destacado que desde el Gobierno regional “queremos que todos los agricultores tengan acceso al agua de manera eficiente” ya que es posible hacer “más con menos” y al mismo tiempo, además, garantizar la protección de los espacios naturales en los cuales cual se deben comprometer todas las partes, “desde los agricultores hasta los propios habitantes de la ciudad que tienen que ser conscientes que el uso eficiente del agua en las ciudades también ayuda  a mantener espacios como las Tablas de Daimiel”.
 
No puede entenderse el futuro de la agricultura en Castilla-La Mancha sin agua y “esto es una realidad en todos los ámbitos”, pero lo es de manera más particular, en el sector agrario, porque el sector agrario es el mayor usuario de la mayor parte del recurso.
 
Todo el que “piensa” en Castila-La Mancha debe suscribir el documento de posición
 
Y para ello, es preciso que la región tenga una posición única en la defensa de estos intereses, por lo que durante toda la legislatura, el Gobierno regional ha estado trabajando con los interlocutores sociales, económicos, ambientales o agrarios y recientemente con los cinco partidos políticos más representativos de la región para finalizar un documento en materia del agua que debe ser suscrito por todas las partes y no sería entendible, ha dicho Martínez Arroyo, que “quien piensa en Castilla-La Mancha no lo hiciera porque todos representamos a Castila-La Mancha”.
 
Este documento regional servirá posteriormente para las negociaciones a nivel nacional, y para ello es imprescindible el respaldo al mismo para que se garantice  el uso de agua y caudal de nuestros ríos o los espacios ligados a ella como los humedales”, como los de La Mancha.
 
Avances para trasferir las competencias del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel
 
En relación a la situación del Parque Nacional de la Tablas de Daimiel, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado los avances que se están produciendo entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Estado para la transferencia de las competencias de este espacio natural a la Comunidad Autónoma y que se pueda afrontar su gestión “desde una perspectiva integrada con resto de humedales y espacios protegidos en la región y en esa dirección vamos”.
 
En este sentido, ha destacado hoy la presencia del nuevo presidente del parque, Esteban Esquinas, fruto del acuerdo entre el Gobierno de la Nación y el regional para la renovación de los cargos de ambos parques nacionales en territorio castellano-manchego: las Tablas de Daimiel y Cabañeros, actuaciones en las que se lleva trabajando durante toda la legislatura por el Gobierno de Castilla-La Mancha y que con el cambio de Gobierno en España es ahora cuando “está dando sus frutos”.
 
Martínez Arroyo ha destacado que a día de hoy es “muy importante que discurso general del agua que hace compatible la protección del medio ambiente con el uso del recurso tiene que estar tener presente” también en este ámbito y es que  “no podemos quitarles a las generaciones futuras la posibilidad de disfrutar de espacios tan emblemáticos como éste”.
 
Al hilo de estas declaraciones, ha incidido en que fue gracias a las actuaciones desarrolladas por el Gobierno del Estado del presidente José Luis Rodríguez Zapatero las que han permitido garantizar la presencia de agua en este Parque Nacional “y si esas inversiones no se hubieran hecho, no tendríamos agua en Tablas de Daimiel”.