Buscar
18:32h. Sábado, 18 de Noviembre de 2017

El Gobierno regional suscribirá este martes con los agentes sociales el Acuerdo Estratégico de Salud y la Seguridad Laboral 2017-2021

El Ejecutivo autonómico suscribirá este martes con los agentes sociales de la región el Acuerdo Estratégico de Salud y Seguridad Laboral 2017-2021 y, a lo largo de las próximas semanas, el Acuerdo para la Estabilidad de los Servicios Públicos de Castilla-La Mancha.

Así lo ha adelantado el presidente regional, Emiliano García-Page, durante la inauguración del plenario del I Foro para la Innovación y la Tecnología de Castilla-La Mancha (FITCLM), que se ha celebrado este lunes en el Cigarral de las Mercedes de Toledo, y en el que han participado el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás; el presidente de la Diputación provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez; y la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, entre otros destacados representantes del ámbito empresarial, académico e institucional de la región.

El presidente regional ha valorado la importancia de ambos acuerdos, alcanzados con el consenso de los agentes sociales, lo que pone de manifiesto que “juntos avanzamos mejor”, además de suponer un ejemplo de la necesaria innovación en beneficio de los ciudadanos que ha de caracterizar a las administraciones públicas.

En este contexto, García-Page ha avanzado asimismo que, en el ámbito sanitario, el Gobierno regional está resolviendo en estos momentos un contrato tecnológico que aunará todos los sistemas que actualmente son utilizados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y que hará posible la realización de unas 5.000 pruebas diagnósticas a la semana.

“La Administración está obligada a incorporar mejoras tecnológicas”, ha defendido el presidente del Ejecutivo autonómico, quien ha trasladado esta necesaria apuesta a la planificación hidrológica nacional. “Ningún sector está excluido de la innovación”, ha apostillado García-Page.

Por este motivo, ha adelantado que, en los próximos meses, planteará encuentros con sus homólogos de Murcia y Valencia para sentar “una base de entendimiento” en torno al aprovechamiento “racional” de los recursos hidrológicos del país.

La desalación como solución contra la desertificación

El presidente de Castilla-La Mancha ha vuelto a reiterar su apuesta por el uso permanente de las plantas de desalación que actualmente están sirviendo para abastecer a las comunidades del Levante español, una vez cerrado el trasvase Tajo-Segura.

García-Page ha abogado por “ganar” la “batalla” contra “la amenaza de la desertificación” llegando a un acuerdo a nivel estatal, en la línea de la Unión Europea, y partiendo del consenso entre “las comunidades sin agua” en el que se plantee una estrategia de sustitución de los actuales métodos de abastecimiento por el agua desalada.

Una estrategia en la que se usarían las desaladoras del Levante en las que se llegaron a invertir 600 millones de euros, incluso admitiendo los precios de tarifa que actualmente marca el trasvase Tajo-Segura, pero que, en cualquier caso, respete los usos naturales de los ríos y los trasvases se realicen “sólo de manera excepcional”.

“Parece sensato que, si hoy tenemos a nuestro alcance técnicas eficaces para el uso razonable del agua, las aprovechemos”, ha remarcado el presidente regional.

Por otro lado y, en el marco del I Foro para la Innovación y la Tecnología de Castilla-La Mancha (FITCLM), el presidente de Castilla-La Mancha ha defendido la necesidad de plantear un marco regulatorio a nivel nacional sobre el uso e implantación de las nuevas tecnologías.

“Hoy la innovación y la tecnología no son una opción”, ha dicho García-Page, quien ha valorado el importante impulso en I+D+i que desarrollan las empresas de la región y, en concreto, las del sector agroalimentario y las cooperativas, “que nos están situando a la cabeza de España” y que “están dejando una buena marca” de la región dentro y fuera de nuestras fronteras.

En este sentido, ha adelantado el inicio de nuevas actividades empresariales, así como la inauguración de proyectos de ampliación de sociedades radicadas en Castilla-La Mancha, algunas de ellas relacionadas con el sector agroalimentario.