Buscar
21:37h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

El presidente García-Page destaca la interlocución “fluida y eficaz” con la vicepresidenta del Gobierno, que dará “buenos frutos” en el futuro

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha destacado hoy la interlocución “fluida y eficaz” que existe con la vicepresidenta del Gobierno de la nación, Carmen Calvo, a quien ha recibido este martes en el toledano Palacio de Fuensalida. Una relación “que dará buenos frutos en los próximos meses” y que abordará “asuntos concretos” en materia de infraestructuras, decisiones y problemáticas de las distintas Comunidades Autónomas.
 
De esta forma se ha pronunciado García-Page tras el encuentro de trabajo que han mantenido ambos para abordar las políticas de fomento del empleo desarrolladas por el Ejecutivo autonómico y las políticas de igualdad, en el que han participado también el vicepresidente del Gobierno, José Luis Martínez Guijarro; la titular de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás; y los secretarios generales de CCOO y de UGT en la región, Francisco de la Rosa y Carlos Pedrosa, respectivamente.
 
García-Page, quien ha recordado la agilidad del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para recibirle en el Palacio de la Moncloa, ha agradecido la iniciativa de la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad para mantener este encuentro con los representantes del mundo empresarial y sindical de la región.
 
Una reunión, ha asegurado, “que ellos han agradecido” y que demuestra que hay “suficientes coordenadas de la política general” en las que se pueden poner de acuerdo “unos y otros desde el punto de vista ideológico, pero sin duda también desde el punto de vista institucional”.
 
Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado que Calvo “ya ha estado en esta sede con anterioridad en las distintas presidencias” y ha destacado la “extraordinaria línea de coordinación y colaboración" que siempre ha existido con la Comunidad Autónoma.
 
Un giro de 180º en las políticas de igualdad
 
Por su parte, la vicepresidenta ha considerado que García-Page “ha hecho un cambio de registro literal de 180 grados al abandono de la igualdad”, no solamente de la igualdad entre hombres y mujeres, “sino de la igualdad justa de quienes necesitan del Estado de Bienestar, de quienes necesitan las políticas de sanidad, educación o dependencia, de todos aquellos registros en los que va el valor constitucional de la solidaridad de un país como el nuestro”.
 
Asimismo, ha garantizado que ahora el Gobierno castellano-manchego cuenta con un “extraordinario interlocutor”, como es el Ejecutivo central, “que comparte responsabilidades con otros gobiernos desde donde se hacen las políticas sociales que más afectan a la calidad de la vida” de los españoles.
 
En este sentido, ha considerado que la política “tiene que dar soluciones y ocupar el espacio de la política, que no son las especulaciones retóricas sino el compromiso de encontrar salida a todo”, y ha asegurado que, desde el Gobierno de España, “somos conscientes de los problemas de agua, infraestructuras, comunicación en el eje Levante-Extremadura, desempleo, despoblamiento y envejecimiento” de un territorio tan extenso como Castilla-La Mancha, “importantísimo para entender territorialmente España”.
 
A este respecto, la vicepresidenta ha querido poner de manifiesto que Castilla-La Mancha “tiene una posibilidad inmensa” de resolver estos y el resto de sus problemas “cuando dos gobiernos caminan juntos”.
 
La competencia para convocar elecciones la tiene Sánchez
 
En otro orden de cosas, y a preguntas de los periodistas, el presidente castellano-manchego ha incidido en que la competencia para convocar Elecciones Generales “la tiene solo el presidente del Gobierno y todos lo vamos a respetar”.
 
Asimismo, ha recordado que en el día de ayer “yo no plantee en público ninguna fecha, al contrario”, pues se ha mostrado una vez más partidario de “defender a ultranza que este Gobierno intente agotar la legislatura, que ha sido muy excepcional”. Un Gobierno, ha añadido, que está dando “muy buenas señales y encendiendo muchas luces de cambio”, y ello es posible “con presupuestos y sin ellos, por lo que mi posición es la misma que ayer sin duda”, ha aseverado.