Buscar
08:11h. Jueves, 22 de Febrero de 2018

Los Proyectos Escolares Saludables, que ya desarrollan 123 centros con más de 45.000 alumnos, se ampliarán el próximo curso con una nueva convocatoria

Durante este curso escolar 123 centros educativos, con más de 45.000 alumnos y alumnas desarrollan Proyectos Escolares Saludables impulsados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. Para el próximo curso podrán unirse más, ya que se ha confirmado una nueva convocatoria al finalizar este curso.
 
Así lo ha indicado el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, quien junto a la viceconsejera de Educación, Universidades e Investigación, María Dolores López Sanz, ha comparecido en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes de las Cortes de Castilla-La Mancha para informar de la implantación y desarrollo de los Proyectos Escolares Saludables, donde se ha referido a que uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta la sociedad es las graves tasas de sedentarismo y obesidad en la población infantil y juvenil de todo el país.
 
En su intervención Amores ha repasado el origen que dio lugar a esta iniciativa que se inició en el curso escolar 2016-2017 con el objetivo de “poner en práctica un programa de promoción de la actividad física en los centros escolares que garantizarse a todo el alumnado la oportunidad de lograr 60 minutos de actividad física moderada y crear hábitos saludables mediante la adquisición de conocimientos y habilidades, y que a su vez pretende contribuir al desarrollo profesional del profesorado de Educación Física como líder del proyecto”.
 
Según ha explicado, los proyectos escolares se fundamentan en el modelo Comprehensive School Physical Activity Program (CSPAP), de origen norteamericano, ampliamente contrastado en el campo científico, que se base en aportar de forma sistemática oportunidades de actividad física más allá de la propia clase y que consta de varios componentes clave: Educación Física de calidad, actividad física organizada durante los recreos y durante la jornada escolar, actividad física antes y después de la jornada escolar, implicación del claustro de profesores y participación de familias y la comunidad educativa.
 
Igualmente ha comentado el responsable de Juventud y Deportes que para aportar una mayor calidad a estos proyectos se acordó que el compromiso de los centros que se unieran fuera de implementarlos durante tres cursos escolares consecutivos y para su desarrollo recibieran una dotación económica cada curso por parte de la Consejería.
 
También se ha considerado muy importante para el éxito de los proyectos la implicación de toda la comunidad educativa, el desarrollo de un plan de formación del profesorado de los centros participantes y la creación de una red de centros docentes saludables.
 
Juan Ramón Amores ha agradecido expresamente la labor de los 1.572 docentes implicados en el desarrollo de estos programas, “sin ellos, sin su implicación, sin sus ganas de seguir formándose, sin el cariño que tienen hacia su alumnado, nunca conseguiríamos llegar a buen puerto”.