Buscar
07:48h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha gestionó más de 323.000 llamadas procedentes durante el primer semestre de 2017

El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha ha gestionado durante el primer semestre del presente año un total de 323.428 llamadas procedentes realizadas por los ciudadanos, con el fin de solicitar ayuda inmediata ante todo tipo de accidentes, incendios, enfermedades, inundaciones o incidentes relacionados con la seguridad ciudadana, entre otras situaciones de urgencia o emergencia.

El número de llamadas procedentes registradas durante los seis primeros meses de este año se ha incrementado considerablemente con respecto al mismo período de 2016, en el que se contabilizaron 298.822 llamadas, por lo que el aumento que se ha producido supera las 24.600 comunicaciones.

Este incremento de las llamadas procedentes, es decir, aquellas que generan la gestión de una urgencia o emergencia real y que pueden suponer la activación de grupos de acción (policía, bomberos o sanitarios, entre otros), consolida la tendencia de un uso responsable del teléfono de emergencias 1-1-2 por parte de los ciudadanos, ya que aumentan las comunicaciones reales y se reducen las llamadas no procedentes (bromas, llamadas falsas, ruidos).

De esta forma, se ha conseguido un alto porcentaje de llamadas atendidas diariamente por el 1-1-2, llegando en estos seis primeros meses de 2017 a gestionar 2.736 llamadas al día.

En este periodo, el mes de junio fue el que registró un mayor número de llamadas diarias atendidas, con una media de 2.977, mientras que febrero fue el mes en el que se atendieron menos comunicaciones, 2.637 al día de media.

Estas cifras ponen de manifiesto la confianza que los ciudadanos tienen en la labor que llevan a cabo los profesionales del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, como centro de referencia para todas las situaciones de urgencia y emergencia ocurridas en la Comunidad Autónoma.

Los meses en los que se registraron un mayor número de llamadas procedentes fueron junio, con más de 61.000, y enero, con cerca de 59.500. Por el contrario, fue el mes de febrero, con 46.400 comunicaciones, el que contabilizó un menor número de llamadas.

El sector sanitario acumula el 63 por ciento de las solicitudes de activación

Por otra parte, atendiendo a las áreas de intervención activadas desde la Sala del 1-1-2, el sector sanitario es el que ha registrado un mayor número de demandas durante el primer semestre de 2017, dado que más de un 63 por ciento de las solicitudes de activación realizadas han sido para pedir ayuda sanitaria.

Las intervenciones llevadas a cabo por las fuerzas y cuerpos de seguridad (Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local) han acumulado una gran parte de las activaciones realizadas desde el 1-1-2, ya que durante los primeros seis meses de este año las fuerzas de seguridad se movilizaron en el 25,5 por ciento de las llamadas procedentes que se gestionaron desde la Sala de Coordinación.

Por su parte, el área multisectorial, en el que se incluyen las intervenciones llevadas a cabo por las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, los operarios de obras públicas, las empresas suministradoras de electricidad, agua o gas, entre otros, fue activado en casi el 7 por ciento de los incidentes gestionados.

Por último, el grupo que forman los cuerpos de extinción y salvamento contabilizó durante la primera mitad de 2017 el 4 por ciento del total de las actuaciones tramitadas desde el Servicio de Emergencias 1-1-2.