Buscar
13:10h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Bienestar Social garantiza la prestación económica para el cuidado familiar a niños dependientes con la atención en centros de educación especial

La directora provincial de Bienestar Social en la provincia de Ciudad Real, Prado Zúñiga, ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha garantiza la prestación económica para el cuidado familiar a niños dependientes con la atención en centros de educación especial. 

Una explicación que surge a raíz de algunas informaciones que no se ajustan a la realidad, ya que el Ejecutivo regional sigue garantizando esa prestación económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF).

Independientemente de los informes jurídicos que avalan la prescripción de la PECEF en jornada parcial en menores escolarizados en centros de educación especial en régimen de residencia, Zúñiga ha explicado que en el caso concreto de este niño de la provincia ciudadrealeña se le asegura esa ayuda económica con la atención que percibe de lunes a viernes desde el año 2013 en un centro de educación especial a cargo de un equipo completo de profesionales.

En este sentido, la responsable de Bienestar Social ha aclarado que todos los niños y niñas que perciben atención los días laborables siguen tendiendo asignada la prestación económica los fines de semana y periodos vacacionales, que es cuando están a cargo de sus familiares.

Po lo tanto, las revisiones periódicas que se llevan a cabo están teniendo en cuenta esa nueva realidad porque, “evidentemente, se disminuye el tiempo de cuidado familiar a dos días a la semana”, algo que recoge la Ley 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia, que en su punto 3 marca como uno de los requisitos para la prestación de la PECEF la “convivencia del cuidador no profesional con la persona en situación de dependencia”, circunstancia que también se recoge en el Real Decreto 1051/2013 de 27 de diciembre al requerir la “convivencia en el mismo domicilio de la persona dependiente”.

Es decir, en la medida en que la convivencia del cuidador con la persona en situación de dependencia se reduce en los casos en que éste se encuentra escolarizado en un Centro de Educación Especial en régimen residencial (pernoctación), puesto que la mayor parte del tiempo en que se prestan sus cuidados no es en el entorno familiar, la dedicación horaria del cuidador se ajusta parcialmente, y con ello la Prestación de Cuidados en el Entorno Familiar, la cual se mantiene de forma parcial, puesto que los menores, como se ha indicado anteriormente, conviven con su familia fines de semana y periodos vacacionales.

Por último, Zúñiga ha puntualizado que “lo que quiso hacer el Ejecutivo de Dolores de Cospedal fue quitarle la prestación económica completa a todos los niños dependientes para cuidados en el entorno familiar por hacerla incompatible con la asistencia al colegio de educación especial”.