Buscar
19:25h. Martes, 20 de Noviembre de 2018

Los alumnos de Infantil del colegio Rafael López de Haro retoman su actividad lectiva con normalidad en el CEPA

Unos 150 alumnos del Educación Infantil del colegio público “Rafael López de Haro” de San Clemente y sus maestros han retomado la actividad lectiva este jueves tras el traslado provisional al Centro de Educación de Personas Adultas “Campos del Záncara”.

La Dirección Provincial de Educación, Cultura y Deporte contrató por la vía de urgencia a dos empresas de la localidad para que procedieran al acondicionamiento de los espacios interiores y exteriores del CEPA, así como al traslado del mobiliario desde el colegio.

Los alumnos de Infantil han ocupado seis aulas de la planta baja del edificio del Centro de Educación de Adultos en las que en horario de mañana no se va a desarrollar otra actividad, por lo que dispondrán de todo el espacio para ellos. Además, se ha habilitado un acceso independiente al del resto de usuarios del centro.

La directora provincial, Mª Ángeles Martínez, ha querido agradecer la comprensión y la colaboración de las familias de los alumnos, las asociaciones de madres y padres del Colegio Rafael López de Haro y del IES Diego Torrente, los equipos directivos y docentes de ambos centros y al Centro de Educación de Personas Adultas “Campos del Záncara”.

 “Todos ellos han colaborado activamente con la Dirección Provincial para dar solución lo más rápida posible a esta situación y han demostrado sobradamente que la comunidad educativa de San Clemente sabe trabajar y cooperar en beneficio de sus escolares”, ha subrayado Martínez.

Asimismo, ha valorado la eficacia de las empresas locales que la Junta tuvo que contratar para los trabajos de acondicionamiento de los espacios y la  mudanza de enseres ante la falta de colaboración del Ayuntamiento de San Clemente.

Por último, Martínez ha confiado en que este traslado no se prolongue más allá de tres semanas, tiempo que la empresa adjudicataria de las obras de rehabilitación de la cubierta del colegio público Rafael López de Haro, en las que el Gobierno regional ha invertido 140.000 euros, necesita para acabar los trabajos, retrasados por las intensas lluvias de las últimas semanas.