Buscar
07:18h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

Carrascosa asegura que las enmiendas del Partido Popular son “un tiro” a los proyectos culturales que el Gobierno regional tiene para Cuenca

El viceconsejero de Cultura de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa, ha firmado este jueves,durante una visita al Archivo histórico Provincial de Cuenca con el coleccionista de arte Roberto Polo, que las enmiendas que ha presentado el Partido Popular a los presupuestos de 2018 son un “tiro a la línea de flotación de todos los proyectos culturales que tiene el Gobierno regional para Cuenca”.

Asegura Carrascosa que la propuesta del PP de dejar sin fondos a la Fundación Impulsa supondría el cierre del Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha y del Museo Regional de Paleontología, además de la cancelación de la exposición sobre la Semana Santa que el Gobierno regional traerá a Cuenca en 2018 y de la muestra sobre Joaquín Sorolla, cerrada ya con el Museo Sorolla y que tendrá lugar previsiblemente en abril del año que viene. Además, peligraría también la financiación de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, la Semana de Cine de Cuenca, etc.

El viceconsejero de Cultura ha afirmado que le gustaría saber “qué tiene los dirigentes del Partido Popular en contra de la cultura y en contra Cuenca” pues considera que, de prosperar,estas enmiendas “harían un daño tremendo a la proyección cultural turística de la ciudad”.

Por otra parte, el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, entiende que las enmiendas del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha a los presupuestos regionales de 2018 “tienen el visto buenode los dirigentes del PP en la provincia de Cuenca”, tanto de su presidente, Benjamín Prieto, como por el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, pues “lo contrario significaría que el PP de Cuenca tiene muy poco de decir a nivel regional”.

Godoy también ha cuestionado la “doble vara de medir” del Partido Popular pues ha recordado que la Fundación Impulsa es la antigua Fundación de Cultura y Deporte de Castilla-La Mancha que el Gobierno de Cospedal gestionó igual que lo está haciendo ahora el actual ejecutivo.

Ha  recordado además que se trata del mismo modelo de gestión que Fundación Cultura Ciudad de Cuenca, dependiente del Ayuntamiento, y de la que dependen el Teatro-Auditorio de la ciudad, la Red Municipal de Bibliotecas y ahora también la Casa Zavala.

En definitiva, ha dicho que “no puede ser que las fundaciones que gestiona el Partido Popular sean buenas y las que gestiona el Partido Socialista sean malas”, por lo que ha pedido “responsabilidad” para evitar el perjuicio que esta situación puede ocasionar a la ciudad de Cuenca y sus ciudadanos.