Buscar
00:49h. Jueves, 24 de Mayo de 2018

El Partido Popular alerta sobre “la constante política de enchufismo” del Gobierno de Page en Cuenca

El Partido Popular ha alertado, de nuevo, sobre “la continua política de enchufismo y de recolocación de excargos socialistas que lleva a cabo el Gobierno de Page en Cuenca” y que ha creado malestar entre los propios funcionarios públicos y las organizaciones sindicales.

“La hipocresía del Gobierno de Page roza ya lo inmoral: por un lado, dice que no tiene dinero para poner en marcha la Ley de Tiempos Máximos de Espera en la Sanidad, para pagar a los profesores interinos en los meses de verano o para solucionar las listas de espera de los Dependientes; pero, por otro lado, no tiene ningún reparo en crear nuevos puestos de trabajo en la Administración regional y encima con criterios un tanto peculiares”, denunciaban los populares al recordar que Castilla-La Mancha cuenta este año con 1.012 millones de euros más en su Presupuesto gracias a la aportación del Ejecutivo de Rajoy.

Desde el PP de Cuenca se han referido, como ejemplo, al caso concreto de la Dirección Provincial de Educación, explicando cómo una vez que la anterior responsable Yolanda Rozalén se cogió la baja por maternidad, por primera vez en la Junta se nombraba a una sustituta, María Ángeles Martínez. Y cuál era la sorpresa, que en vez de volver Rozalén a su puesto de trabajo como directora provincial una vez finalizado el periodo de baja/excedencia, el Gobierno de Page la recolocaba en otro puesto de la Administración, como coordinadora regional de Promoción y Enseñanzas Artísticas.

Dos ex cargos del PSOE contratados en GEACAM

Otro de los casos más graves de colocación de “amigos o ex cargos socialistas” es la Empresa Pública Geacam, con sede en Cuenca.  Como han recordado los populares, “este es un claro ejemplo de agencia de recolocación del PSOE”: nombraron como responsable del área económica a la exdiputada autonómica del PSOE y exconcejal socialista de Las Pedroñeras, Delfina Carrasco; como subdirector de GEACAM en Albacete al exalcalde socialista de Tobarra (Albacete), Manuel Valcárcel; y como subdirector de Ciudad Real, al candidato del PSOE a la Alcaldía de Alcoba de los Montes, Pedro José Escudero, entre otros muchos ex alcaldes o cargos socialistas.

Y ahora, después de haber despedido a 250 trabajadores en noviembre alegando que no tenían disponibilidad presupuestaria, “resulta que mantienen lo que tanto criticaron al Gobierno del PP y encima siguen recolocando a su gente, como el caso de Nicasio Peláez, alcalde de Terrinches y exdirector general de Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura, y a Manuel Julián Orden del Pozo, ex delegado provincial de Agricultura en Cuenca”.

Page no solo enchufa, sino que crea nuevos puestos a medida

El PP también ha advertido como el Gobierno de Page “ya no solo enchufa, sino que según se desprende del DOCM del 30 de abril, crea nueve nuevos puestos de trabajo en la Administración regional  y encima de nivel 26 (uno de los más altos) con complementos específicos de 15.772 euros. Una decisión que organizaciones sindicales ya calificaron de “decepcionante e indignante” e informaron, textualmente,  que la creación de nuevas plazas incluidas en la nueva RTP “tienen un coste global de unos 900.000 euros al año, y el 84% de las cuales son ‘de confianza’, con un sistema de selección arbitrario. Nos presentan esto al mismo tiempo que aluden constantemente a las restricciones presupuestarias impuestas por el Estado para no desarrollar la Ley de Empleo de CLM o para no mejorar la situación de determinados colectivos”.

El Gobierno del PP redujo los altos cargos en más del 50%

Ya por último, el PP ha recordado que fue el anterior Gobierno de Cospedal quien redujo los altos cargos en más del 50 por ciento, así como suprimió 22 direcciones generales y 30 delegaciones provinciales de las consejerías en las provincias de Castilla-La Mancha, pasando de 35 que había con el PSOE a cinco con el PP.

Asimismo, redujo el número de asesores adscritos a la Presidencia de la Junta ya que, mientras el PSOE contaba con 10 asesores de nivel 30 y cada consejero tenía a su vez una media de más de siete, la presidencia de la Junta con el Gobierno del PP sólo contaba con dos asesores.