Buscar
01:18h. Lunes, 11 de Diciembre de 2017

El Gobierno regional pondrá en marcha más de un centenar de actividades de envejecimiento activo en la provincia de Cuenca

El Gobierno regional va a poner en marcha este año más de un centenar de actividad de envejecimiento activo en la provincia de Cuenca, en colaboración con entidades locales, centros de mayores y entidades sociales públicos y privadas.

Se estima que unas 2.400 personas mayores participarán en estas actividades, que van desde talleres de bienestar a rutas de senderismo, pasando por talleres de desarrollo cognitivo, programas de adaptación al envejecimiento, buenas prácticas para mejorar la convivencia, desarrollo de las fortalezas personales, bienestar psicológico en la tercera edad, cursos de alfabetización digital, terapia asistida con perros, etc.

Así lo ha avanzado este martes la directora provincial de Bienestar Social, Amelia López, que ha acompañado a un grupo de mayores en la primera ruta senderistas del programa “Mayores en forma” que ha tenido lugar en la provincia de Cuenca, concretamente en las Chorreras del río Cabriel.

El objetivo de esta actividad es que las personas mayores participantes ocupen su tiempo libre con una actividad física, social y lúdica, a la vez que conocen los espacios naturales más singulares de la región y practican el turismo rural y de naturaleza.

En la provincia de Cuenca se han programado dos rutas más que tendrán lugar el 2 de noviembre, en la Ruta de los Resineros; y el 21 de noviembre, entre Castillo de Haro-Laguna de los Capellanes.

La directora provincial de Bienestar Social ha destacado el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de Emiliano García-Page para impulsar los programas de envejecimiento activo, que la pasado legislatura se redujeron en un 80 por ciento.

En este punto, ha valorado la puesta en marcha del Marco de Envejecimiento Activo para Personas Mayores de Castilla-La Mancha en colaboración con el Consejo Regional de Mayores y las asociaciones que trabajan con este colectivo. 

Por último, ha recordado que el envejecimiento activo  permite mejorar la calidad del estilo de vida de las personas mayores, prevenir o retrasar situaciones de discapacidad y dependencia y reforzar su participación social.