Buscar
13:47h. Jueves, 18 de Enero de 2018

La Unidad Multidisciplinar de Atención a Personas Transexuales presenta a los profesionales el circuito y los protocolos de atención

Los doctores Jaime Aranda, director médico de la Gerencia de Atención Integrada de Cuenca y José Pérez, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen de la Luz, han presentado en Sesión Clínica General el circuito de atención y las fases de tratamiento de reasignación de sexo dentro la Unidad  Multidisciplinar de Atención a Personas Transexuales del centro sanitario.

Asimismo, han realizado un repaso sobre los profesionales implicados y los protocolos de atención sanitaria en cada una de las fases.

La Unidad Multidisciplinar de Atención a Personas Transexuales del Hospital Virgen de la Luz se creó el pasado mes de mayo y está integrada por profesionales de diversas especialidades tanto médicas como quirúrgicas del centro hospitalario, lideradas por los Servicios de Endocrinología y Pediatría.

El objetivo de esta presentación era aportar información a los profesionales sanitarios del área de Salud para llevar a cabo una asistencia segura y de calidad a las personas transexuales, a través de esta Unidad específica.

La puesta en marcha y desarrollo de esta Unidad precisa de una importante coordinación de los servicios sanitarios implicados, así como la especialización de los profesionales que atienden este tipo de procesos.

La recepción de estas personas se realizará a través de los profesionales de Atención Primaria, que se encargarán de su derivación a Endocrinología de adultos, para los mayores de 16 años y a Endocrinología pediátrica, en el caso de menores de 16 años.

La primera fase consistirá en una valoración inicial, donde se verificará la condición de persona transexual, así como la realización de las pruebas médicas necesarias para comprobar su estado de salud y descartar patologías que puedan condicionar el proceso de reasignación de género.

En la segunda fase del proceso se iniciaría el tratamiento hormonal. Se podrán comenzar las opciones de bloqueo puberal en niños y tratamiento hormonal cruzado a partir de los 16 años, con un seguimiento médico estrecho para garantizar la mayor seguridad posible en estos tratamientos.

Por último, completado al menos durante doce meses el tratamiento hormonal y a partir de los 18 años, se ofrecerán los diferentes procedimientos quirúrgicos de reasignación de sexo de acuerdo siempre con las necesidades y preferencias de cada  persona en su proceso de transición.

En la actualidad en la Unidad Multidisciplinar de Cuenca ya se están atendiendo los primeros pacientes procedentes de toda Castilla-La Mancha, tanto en edad pediátrica como en edad adulta.

En estos momentos, los profesionales de esta Unidad trabajan en la creación de un documento guía del proceso asistencial integrado para las personas transexuales y tienen como objetivo convertirse en Unidad de referencia para otras áreas sanitarias de Castilla-La Mancha en los tratamientos a personas cuya identidad de género es diferente del sexo que les asignaron al nacer.