Buscar
18:41h. Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Manuel Amores recoge en su libro ‘Saelices, un rincón de España’ su pasión por la historia y este municipio conquense

Han transcurrido 31 años desde que se publicara la primera edición del libro de Manuel Amores Torrijos titulado ‘Saelices, un rincón de España’ y ahora le ha tocado el turno a la segunda, “eso sí, corregida y muy ampliada”, según resalta su propio autor. Un libro éste editado por el Servicio de Publicaciones de la Diputación de Cuenca dentro de la Colección Ediciones Provinciales que ha sido presentado este martes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Saelices en un acto al que no ha faltado el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, que ha estado acompañado del diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech; la subdelegada del Gobierno en Cuenca, María Lidón Lozano; la alcaldesa, Esperanza Rubio; y, como no, el propio autor.

Prieto ha remarcado la estrecha relación entre el autor y el municipio de Saelices, que ha dejado más que patente con estas dos ediciones de este libro, llamando igualmente la atención sobre la historia no solo de esta localidad, sino también de la provincia. Algo en lo que, según ha señalado, coincide con el objetivo de la Diputación y su Servicio de Publicaciones, que no es otro que “no olvidarnos de la historia de nuestros pueblos y propiciar su recuperación y difusión”.

En esta línea, el presidente ha dicho de esta segunda edición, que refleja la importancia que ha tenido Saelices a lo largo de la historia de España, resaltando, además, la elección del castillo de Villa Paz como imagen de portada, lo que ha calificado de “todo un acierto”, puesto que “este lugar, al igual que otros muchos de la provincia, piden a gritos una intervención urgente, a semejanza de las que viene realizando en los últimos años la Diputación en el patrimonio de la provincia”.

‘Saelices, un rincón de España’ es, según su autor, el resultado de su pasión por la historia y por este municipio conquense, en el que vivió durante casi veinte años. Y es que con esta segunda edición no solo se saca la espinita de la primera, que salió a la luz con numerosas erratas, sino que, además, la complementa con gran cantidad de nuevos datos históricos que permiten conocercon mucho más detalle el devenir de este pueblo y sus gentes, desde sus orígenes en torno a Segóbriga y Uclés hasta finales del siglo XX, concretamente a principios de la década de los ochenta, con el inicio de la época democrática.

Un recorrido por la historia de Saelices que ha supuesto para el autor horas y horas entre montones de documentos y legajos antiguos y numerosas visitas tanto al Archivo Histórico Nacional como al Archivo Diocesano de Cuenca o el Archivo Histórico Provincial. Unos tres años de trabajo que, a juicio de Amores, han merecido la pena, porque han posibilitado ofrecer una visión histórica de Saelices mucho más completa que en la primera edición.

No en vano, entre los contenidos incorporados se encuentran desde los procesos del Tribunal de la Inquisición en Saelices, que, según afirma, no llevaron consigo ninguna ejecución, hasta la evolución económica del municipio y sus personajes ilustres, entre los que se encontraban el académico Martínez Falero o el músico y compositor del siglo XIX Miguel Carreras González; todo ello, pasando por un recorrido por la historia de la iglesia, los saeliceños que emigraron a las Indias en los siglos XVI, XVII y XVIII y haciendo especial hincapié en la figura de la infanta doña Paz de Borbón y su estrecha relación con Saelices, de la que quedó como testigo el conocido Castillo Villa Paz, desde hace unas décadas en manos privadas.

En definitiva, algo más de 370 páginas que proponen al lector un acercamiento al pueblo de Saelices, sus gentes, sus tradiciones y su idiosincrasia.