Buscar
19:13h. Sábado, 21 de Julio de 2018

Vecinos de Almendros piden al PP regional que estudie los "intereses oscuros" de su alcaldía en el proyecto de macrogranja

Después de más de un año sin información oficial de primera mano, una docena de vecinos de Almendros se han “encerrado” esta semana durante varias horas en el Ayuntamiento para conocer y constatar las, a su juicio, graves deficiencias administrativas del proyecto de macrogranja porcina de 80.000 lechones/año proyectada en esta localidad y que están convencidos está abocado al fracaso.

En este sentido, y a raíz del anuncio del diputado del PP, Carlos Velázquez, de que se reunirá con alcaldes y concejales para  detectar posibles “interés ocultos” en estos proyectos,  la Asociación creada en este municipio conquense, ha solicitado que esta “ronda porcina” del PP la inicien en Almendros, localidad en la que el municipio es gobernado por una aplastante “mayoría absolutista” de siete concejales del PP, sin nadie en la oposición.

Pese a que los asociados insisten en no atizar una estéril campaña de criminalización de todos los proyectos de granjas (de hecho en este municipio hay una primera granja ya en construcción  y no cuestionada) en el caso de la segunda macrogranja está contaminada con múltiples vicios, entre ellos la coincidencia de su ubicación en sendas parcelas cuya propiedad reciente se atribuye presuntamente al primer edil.

Es por ello por lo que esta misma semana han enviado un escrito a la alcaldía solicitando la abstención que se abstenga en la autorización de la licencia de obras.

Los cinco ingenieros del equipo técnico que ya desarrolló el Recurso de Alzada ante la JCCM y del que aún no tienen respuesta, y media docena de vecinos han revisado el expediente y su tramitación del Órgano Sustantivo del proyecto, el Ayuntamiento.

Dicha Comisión ha detectado la celeridad con la que el Ayuntamiento quiere dar luz verde al proyecto. De hecho, según los datos recogidos, el inicio de la tramitación de las Licencias fue previo a la publicación en el Boletín Oficial de la Autorización Ambiental Integrada.

Llama la atención, entre otras cosas, que se emita  solicitud de información a los servicios técnicos de Diputación y órganos competentes para que evalúen un proyecto básico para poder conceder Licencia de Obras y Actividad sin ni siquiera garantizar el abastecimiento de agua, el suministro eléctrico ó afecciones a zonas de suelo rustico de especial protección.

En palabras de varios miembros de la Asociación en Defensa de la Economía Responsable en Almendros “tenemos más que sospechas que el Alcalde apoyado por su auxiliar de secretaría pretenden realizar una tramitación express de Licencia de Obras desde el día 15 de Enero de 2018 fecha en la que aún ningún vecino del municipio conocía la existencia de este proyecto de macrogranja porcina en Almendros

El proyecto inicial de macrogranja se sustentaba en la captación de aguas de un pozo público de emergencia para caso de sequía y con una capacidad de extracción, según los técnicos que han estudiado el mismo, tres veces superior a la permitida por la Confederación del Guadiana.

Además de una balsa de purines sobre un arroyo seco y afecciones a masas forestales de la propia parcela, el proyecto inicial que contemplaba la instalación de una incineradora.  Con fecha 2 de febrero, y ante las presiones de los vecinos, el promotor presentó cambios sustanciales en el proyecto, aunque permanecen abiertas dudas sobre la posibilidad de su puesta en marcha.

La Asociación en Defensa de la Economía Responsable de Almendros  creada para canalizar la presión popular sospecha que el Ayuntamiento intenta eludir la Calificación urbanística de la parcela y no tener que pasar por la Comisión de Urbanismo, lo  que  retrasaría considerablemente la concesión de licencia de obra y actividad del proyecto.

La próxima semana la Asociación retirará del ayuntamiento copia completa del expediente de tramitación de licencia de Obras y acuerdos de Plenos para remitirlo a sus abogados y comunicar a todas las partes y organismos competentes las afecciones reales del proyecto, en especial a la técnico competente de Urbanismo, la jefe de servicio de arquitectura y urbanismo  Doña Ana Toscano de las Heras a la que se le remitió el 13 de marzo un “Proyecto Básico” para evaluar la conformidad, justificación y cumplimientos del mismo para su calificación urbanística y aprobación.

La asociación lamenta que no exista ni un sólo informe que garantice el bienestar social de la la población, las posibles afecciones sobre su término municipal, fauna y flora, zepa, o alguna medida correctora para paliar los efectos de este tipo de explotaciones tan nocivas, insalubres y peligrosas.