Buscar
14:28h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Cuando se cumplen dos años del asesinato de Isabel Laureana se sabe que se hará un juicio popular para conocer el veredicto de los imputados

Este jueves se cumplen dos años del asesinato de Isabel Laureana Cebrián, vecina de Quintanar de la Orden que acuchillada en su domicilio el 11 de enero de 2016, y por el que se encuentran en prisión el hermano del marido de la víctima, que se confesó autor del crimen meses después.

Será la audiciencia Provincial de Toledo la que acoja el juicio con jurado popular por el asesinato de Isabel que dictaminará un veredicto, aunque según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, el juzgado de Quintanar de la Orden es el responsable del caso hasta el momento, y que está próximo a finalizar la instrucción del asesinato.

Isabel Laureana Cebrián fue asesinada en su domicilio el 11 de enero de 2016 y su marido encontró el cuerpo sin vida de la víctima cuando éste regresó a su casa entre las siete y las siete y media de la tarde.

Ese mismo día, el marido fue detenido y tras prestar declaración judicial, ingresó en prisión provisional hasta finales de octubre de 2016, tras pagar una fianza de 20.000 euros

En noviembre de ese mismo año, fue detenido el hermano del marido de la víctima, J.A.C.C., quien confesó haber cometido el crimen, por lo que el juzgado de Quintanar de la Orden encargado del caso decretó prisión comunicada y sin fianza.

A este hombre, se le imputa de manera provisional como presunto autor de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento.

En el momento en que este hombre ingresó en prisión, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha indicó que son dos las personas investigadas en el procedimiento, F.J.C.C., el marido de la víctima, y J.A.C.C., hermano del marido.

En el auto de la Audiencia Provincial de Toledo en el que se estableció la fianza para el marido de la víctima se recoge que existen indicios de que el marido participó en los hechos.

Dos años después, Quintanar de la Orden no olvida a Isabel, era una mujer querida y conocida, formaba parte de diferentes asociaciones, había sido concejala del PP entre 1999 y 2003 e impartía clases de catequesis.