Buscar
19:55h. Lunes, 11 de Diciembre de 2017

El Musical “La Última Cena”, un nuevo éxito de la Parroquia quintanareña

Un Musical que contaba la Historia de la Última Cena de Jesús con los Apóstoles, con una visión diferentes que intentaba llegar al público de una manera más cercana a la par que amena con música y voz en directo. Esa representación conducía después a una segunda parte del Musical que tenía como objetivo ofrecer una catequesis sobre lo que es la Misa, todo siempre de una forma dinámica.

Según explicaba el párroco, Juan Antonio Collado, toda la idea, la coordinación y los textos son originales de la Parroquia quintanareña aunque durante el espectáculo se introducen algunos estribillos de canciones conocidas, muchos de ellos interpretados en directo por la Escuela Municipal de Música de Quintanar dirigida por Sebastián Heras .

Todos los protagonistas de la Historia son vecinos y vecinas de Quintanar que se meten en el papel de Jesús de Nazaret y los doce Apóstoles. 
“Lo bueno de ser una idea original es que según vas ensayando y preparando vas incorporando, corrigiendo y, en definitiva, enriqueciendo el espectáculo”, aseveraba Juan Antonio Collado.

En ese sentido, indicaba que es interesante presencia y disfrutar de este Musical que sin duda, sorprendió al público asistente, pues la tipología de los apóstoles debía adecuarse a la vida actual y se escogieron doce personas que representan a toda la humanidad y su gran diversidad.

La idea de hacer este Musical surgió porque este año el objetico de la Diócesis es la formación, de manera que el párroco se planeta llevar a cabo dicha formación de una forma diferente. “Necesitábamos algo que impactara y que llegue al ciudadanos”, decía. “Para que puede llegar a más gente esa catequesis, de forma directa, nos planteamos hacer este musical sobre la Eucaristía como un elemento formador, catequético de formación de la vida cristiana pero de una formar dinámica, bella porque la ser musical hay mucha música y eso es algo bello”, afirmaba Collado.

El Musical, en el que llevan trabajando desde el pasado verano, contó con dos pases, la Iglesia completó su aforo y los asistentes salieron muy reconfortados del espectáculo.