Buscar
02:22h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El Quinteto Ibertcámara pone el broche de oro al XXIV Festival de Música de La Mancha en Quintanar de la Orden

El Festival de Música de La Mancha concluye su XXIV edición, tras ocho grandes actuaciones, una conferencia y una exposición en las que la música ha sido la gran protagonista, y que han concitado numerosa asistencia de público.

El pasado domingo, 16 de julio, el reconocido grupo manchego Quinteto Ibertcámara ponía punto y final a la XXIV edición del Festival de Música de La Mancha. La cita, que ha convertido por unos días a Quintanar de la Orden en el centro neurálgico de la música clásica, ha resultado un rotundo éxito tanto en lo relativo a la programación como a la presencia de público.

La directora del Festival, Consuelo Díez, hacía una valoración muy positiva del mismo destacando, por un lado, la ambiciosa programación, con un repertorio exquisito e intérpretes del más alto nivel. “Poder contar con destacados músicos checos, polacos y españoles dentro del panorama nacional e internacional es un lujo y es algo que han podido disfrutar todos los asistentes tanto locales, como foráneos, que durante los ocho días del Festival han sido fieles a la cita y a los que también hay que agradecer su asistencia y su apoyo”.

Sin duda alguna, la decisión de concentrar el Festival en dos semanas, ha sido todo un acierto, prueba de ello es la gran aceptación y la gran afluencia de público en los conciertos.

Díez tenía palabras de agradecimiento para las instituciones que han apoyado el Festival y para los medios de comunicación, que se han hecho eco del mismo.

Por su parte, el coordinador, Manuel Millán, aseveraba que se ha tratado de una edición de pequeñas exquisiteces, con un programa internacional elaborado con grupos de distintas partes de Europa así como con otros de Castilla la Mancha. “Estamos muy contentos, ha sido una XXIV edición especialmente bonita, donde el órgano ha sonado como nunca, donde Luis del Olmo nos ha emocionado, donde hemos escuchado desde un clavicémbalo a un piano prodigioso einstrumentistas del más alto nivel”. Millán, agradecía al público su asistencia, que forma parte del éxito del Festival. “Están haciendo posible que esto crezca, mejore y que el próximo año, las bodas de plata sean formidables y especiales”. Manuel Millán, también agradeció el trabajo de todas las instituciones, Ayuntamiento, Diputación y Junta de Comunidades, Centro Checo en España, Asociación Hispano Polaca Forum, la Mayordomía de la Virgen de la Piedad y todos aquellos que han hecho posible la celebración del Festival. Asimismo, auguraba que la XXV edición del Festival será igual de exitosa.

El concejal de Cultura, José Ángel Escudero, se pronunciaba en la misma línea, realizando un balance positivo en cuanto a la calidad de las actuacionesy a la participación del público. Asimismo, se sumaba a las felicitaciones y agradecimientos de Consuelo Díez y Manuel Millán. Y destacaba, sobre todo, el trabajo de Consuelo, Manuel y Sebastián Heras “porque son los que hacen las posible que podamos traer a Quintanar a estos grandes artistas y grupos”. 
Escudero afirmaba que desde ya están pensando y trabajando en la próxima edición del Festival que en 2018 celebrará sus Bodas de Plata. “Será una edición muy cuidadapara demostrar que el Festival es la joya musical y cultural de Quintanar de la Orden”.

Tras las intervenciones, salió al escenario del Centro Cívico “Príncipe de Asturias”, con el aforo completo, el Quinteto Ibertcámara, un quinteto de viento formado por prestigiosos intérpretes de las orquestas y centros educativos más importantes de España. Cabe destacar que los miembros de esta agrupación fueron, en su día, alumnos y profesores de los Cursos Nacionales Diego Ortiz. Una trayectoria que pudo verse sobre el escenario con grandes interpretaciones que arrancaron los fuertes aplausos del público y que pusieron el broche de oro al XXIV Festival de Música de La Mancha.