Buscar
07:36h. Viernes, 22 de Junio de 2018

Más de 120 efectivos han participado en el simulacro organizado por el Ejecutivo castellano-manchego en Tarancón

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha organizado hoy un simulacro de una situación de emergencias por una nevada en la localidad conquense de Tarancón, resaltando la importancia de la planificación y la puesta en práctica de lo que está recogido en los planes de protección civil para evitar la improvisación en la respuesta en sucesos reales.
 
El director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, así lo ha destacado en declaraciones a los medios de comunicación, recordando que ésa es la razón por la que el Ejecutivo regional ha incrementado un 37,5 por ciento este año el presupuesto destinado a las subvenciones que otorga a los ayuntamientos de la región con más de 10.000 habitantes para elaborar los planes territoriales de emergencia municipal y los planes de actuación municipal que están obligados a tener según la normativa vigente.
 
Puig también ha incidido en la necesidad de, una vez elaborados los planes, “poner a prueba los protocolos y la coordinación de las distintas administraciones que están llamadas a intervenir en este tipo de situaciones”, lo que se hace a través de estos simulacros de emergencia.
 
En el simulacro organizado hoy en Tarancón han participado más de 120 efectivos pertenecientes a Guardia Civil; Policía Local de Tarancón; bomberos; agrupaciones de Protección Civil de nueve municipios de la provincia de Cuenca; SESCAM; Cruz Roja; servicios centrales de Protección Civil, Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias (SACUE) 1-1-2; Dirección General de Protección Ciudadana; direcciones provinciales de Fomento, de Hacienda y Administraciones Públicas y Educación, Cultura y Deporte y de la demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento. Asimismo, se ha contado con la colaboración de medio centenar de alumnos del ciclo formativo de Emergencias Sanitarias del IES ‘Fernando Zóbel’ de Cuenca.
 
El director general de Protección Ciudadana ha agradecido especialmente la colaboración de los voluntarios que han participado en esta experiencia y ha recordado que son “un recurso indispensable en una región tan grande y dispersa como ésta”.
 
En cuanto a medios materiales, Puig ha especificado que han sido “los que se movilizarían en una emergencia real de esta envergadura”. En concreto, una unidad de Soporte Vital Básico, una UVI móvil, un helicóptero medicalizado, varias quitanieves, un camión de bomberos, vehículos todoterreno, albergues provisionales instalados por Cruz Roja y el vehículo de coordinación, que funciona como Puesto de Mando Avanzado (PMA), de la Dirección General de Protección Ciudadana.
 
Tres escenarios simultáneos
 
El simulacro que ha tenido lugar en Tarancón ha recreado una situación de emergencia provocada por gran nevada, que lleva a la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) a activar el nivel rojo de alerta y al Gobierno regional el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM).
 
A consecuencia del temporal se produciría un accidente de tráfico en la A-3, en el que se ven implicados un camión cisterna que transporta líquido inflamable y varios vehículos que quedan inmovilizados, por lo que hay que trasladar a sus ocupantes a un lugar confortable mientras se despeja la calzada. Además, hay personas atrapadas por lo que se hace necesaria la excarcelación de varios heridos por parte de los bomberos.
 
Paralelamente, tendría lugar un incidente en la línea del tren convencional Madrid-Valencia, donde un tren de pasajeros se queda parado y, ante la imposibilidad de continuar el viaje por carretera, es necesario trasladar a todos los viajeros a un albergue ubicado en el Recinto Ferial de Tarancón y darles una correcta atención mientras se encuentren allí.
 
Por último, la nieve impediría que el servicio de transporte escolar lleve a cabo la ruta de regreso desde los centros escolares de Tarancón a las localidades de origen de los alumnos y es necesario proporcionar avituallamiento a los alumnos. 
 
Numeroso público se ha congregado en la avenida Adolfo Suárez de Tarancón, donde se ha celebrado el simulacro, para asistir a la intervención de los servicios de emergencia, que también han seguido el alcalde de Tarancón, José Manuel López Carrizo; el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy; la subdelegada del Gobierno, María Lidón Lozano, y el director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Ramón Pérez Tornero.