Buscar
11:38h. Martes, 17 de Julio de 2018

La Diputación apoya la primera liga de fútbol femenino aficionado en la provincia de Toledo

La Diputación de Toledo respalda este campeonato con la entrega de trofeos y el apoyo del servicio de Deportes a una buena iniciativa para que el fútbol femenino en nuestra provincia reciba un impulso necesario y se convierta en un referente para las mujeres aficionadas a este deporte.

El municipio de Pantoja fue ayer el escenario de la jornada 22, de un total de 32 que tiene esta liga que se inició en octubre, de la primera liga de fútbol femenina en la comarca de La Sagra, cuya principal característica es el cambio de campo y localidad cada fin de semana para promocionar a las jugadoras que no tienen licencia federativa.

La presencia de la vicepresidenta de la Institución provincial en la jornada de ayer confirma el compromiso de la Diputación con el deporte y con esta competición que cumple su primera edición y que espera se consolide en el tiempo y en el calendario del deporte en nuestra provincia.

Para María Ángeles García es muy relevante que más de 180 deportistas de edades comprendidas entre los 14 y los 50 años se impliquen cada fin de semana en un torneo que recorre los pueblos toledanos de La Sagra, a los que hay que sumar los entrenadores, árbitros y familias enteras que acompañan a sus hijas, madres, hermanas o esposas en la liga multisede de fútbol femenino.

Para la vicepresidenta, este torneo responde a la necesidad de favorecer el deporte femenino y alienta las relaciones entre los pueblos y las aficionadas al fútbol femenino.

Este torneo, después de 22 jornadas, está liderado por el equipo de Añover de Tajo, seguido por el Cobeja y el Pantoja, que ocupa la tercera posición.

En total, participan 16 equipos, procedentes de los municipios de Cedillo del Condado y Villaluenga de la Sagra, con dos equipos cada localidad, Añover de Tajo, Benquerencia (Toledo), Borox, Camarena, Carranque, Cobeja, Chozas de Canales, Pantoja, Valmojado, El Viso de San Juan, Yeles y Yuncler.