Buscar
00:15h. Domingo, 18 de Febrero de 2018

El Gobierno regional y UPTA Castilla-La Mancha analizan la situación de los autónomos de la provincia y las vías de colaboración entre ambas entidades

El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, y el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, han mantenido una reunión de trabajo con el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Castilla-La Mancha, César García Arnal, y la coordinadora de la entidad, Arancha Cuezva, con el fin de analizar la situación de  los trabajadores autónomos en la provincia y las posibilidades de colaboración que les ofrecen las distintas líneas de trabajo emprendidas desde el Gobierno regional.

En este sentido, el delegado de la Junta ha recordado que el Gobierno de Emiliano García Page puso en marcha el Plan de Autoempleo, Creación de Empresas y Emprendimiento que cuenta con seis líneas de ayudas, con las que el Gobierno regional pretende“fomentar el emprendimiento responsable, minimizando el riesgo de fracaso, ya que no sólo se centra en el apoyo económico, fundamental para la puesta en marcha de los proyectos, sino en el seguimiento, acompañamiento y tutela de todos los emprendedores”.

Nicolás ha destacado que “los autónomos y los emprendedores en su conjunto son un gran elemento de dinamización, especialmente en las zonas rurales” y ha recordado que “nuestra provincia cuenta, según los datos de UPTA, con 49.058 autónomos”.

Por su parte, el secretario general de UPTA C-LM, que ha señalado que cuentan con una red de oficinas de atención al autónomo en 25 localidades de la región, de las que cinco están en la provincia de Toledo, ha planteado las inquietudes de su organización de avanzar en la colaboración con el Gobierno regional en materia de formación y asesoramiento de autónomos.

Asimismo, el García Arnal ha presentado a Nicolás el proyecto de “Agrupaciones de Interés Económico”, uno de los proyectos que tiene la organización en la actualidad para mejorar la competitividad y la solvencia económica de los autónomos. Con esta figura, UPTA pretende que los autónomos puedan optar a licitaciones y concursos públicos, pudiendo competir con grandes empresas.