Buscar
14:51h. Jueves, 18 de Enero de 2018

Más de 23.000 personas participan en las actividades de Educación Ambiental de la Diputación de Toledo

Las actividades de educación, concienciación y protección del medio ambiente que la Diputación de Toledo ha desarrollado a lo largo de 2017 han tenido una excelente acogida como refleja el hecho de que hayan participado en las mismas 23.290 personas, especialmente escolares, lo que supone un incremento del 37% con respecto al año 2016.

Una cifra que la responsable del área de Agricultura y Medio Ambiente, Flora Bellón, ha valorado muy positivamente “porque son 6.307 personas más las que este año se han animado a intervenir en las propuestas que en materia de educación medio ambiental ofrecemos a través del Aula de la naturaleza de El Borril, el Vivero educativo Taxus y el proyecto “El lince en el cole” y visitar las instalaciones de estos espacios educativos que el Gobierno de la Diputación ha querido impulsar en esta legislatura”.

Reconocía Flora Bellón, así mismo, el trabajo realizado por el Servicio de Medio Ambiente y la implicación de los responsables y trabajadores de El Borril y el Vivero Taxus que ha permitido ofrecer actividades de interés y una muy buena atención a los visitantes.

En total, El Borril recibió el año pasado 15.181 visitantes, sobre todo escolares, 9.055 estudiantes procedentes de 127 colegios. Pero también público en general que tiene la oportunidad de visitar el aula los fines de semana, lo que hicieron 4.126 personas a lo largo de 2017.

Este aula de naturaleza, cuya función es dar a conocer el bosque mediterráneo y sus problemas de conservación, así como fomentar la reflexión y participación frente a los problemas medioambientales, desarrolla actividades de educación ambiental para grupos de escolares durante los días de la semana de martes a viernes y el público en general puede visitar las instalaciones los fines de semana.

Uno de los recursos de esta finca, que tiene una gran acogida, es el hábitat de animales autóctonos de que dispone, con animales de granja de distintas razas autóctona y fauna silvestre propia del monte mediterráneo. Además, también se puede visitar y conocer flora autóctona, recursos del bosque mediterráneo y aprender sobre los problemas de conservación.

Destaca la gran participación que se registró el día de puertas abiertas que El Borril celebró en 5 de junio y que contó con la asistencia de 2.000 visitantes, 400 más que en 2016.

El Vivero educativo Taxus es otro de los equipamientos ambientales de la Diputación de Toledo donde se desarrollan actividades de educación ambiental en las que en 2017 participaron 5.589 alumnos y alumnas, casi 400 más que durante el año anterior.

También el proyecto “El lince en el cole”, en el que colabora la Institución provincial y que tiene como objetivo concienciar a los más pequeños de la importancia de recuperar un animal en peligro de extinción como es el lince ibérico, incrementó en 2017 el número de participantes.

Así, 11 centros escolares de la comarca de los Montes de Toledo han desarrollado actividades en torno al lince en las que han participado 2.120 escolares de todo el ciclo de educación infantil y primaria, esto es, niños y niñas de 3 a 12 años.

Otra iniciativa en materia de educación ambiental que ha despertado mayor interés ha sido la celebración el 19 de marzo de la “Hora del planeta” en la que 400 niños y niñas, 200 más que en 2016, participaron en los cuentacuentos, juegos y talleres ambientales que se incluyeron en esta iniciativa.