Buscar
01:56h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

El programa regional de la ‘prueba del talón’ ha permitido la detección precoz de enfermedades congénitas y metabólicas en nueve recién nacidos de la provincia de Toledo

Gracias al programa regional de detección precoz de enfermedades neonatales congénitas endocrinas y metabólicas, popularmente conocido por ‘prueba del talón, se han podido detectar precozmente nueve casos de estas enfermedades en recién nacidos de la provincia de Toledo, durante el pasado año 2017.

Así lo ha detallado la directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, quien ha recordado que “con las progresivas actualizaciones realizadas en dicho programa por el Gobierno de Emiliano García-Page” se ha ido ampliando en la región el número de enfermedades a detectar a través de estas pruebas, pasando de la detección precoz de siete patologías que se realizaban en 2014, a nueve más en 2016 y a un incremento de otras cuatro más desde diciembre de 2017, “siendo por tanto un total de 20 enfermedades las que se pueden detectar actualmente a los recién nacidos de Castilla-La Mancha, lo que permite un diagnóstico inmediato y la aplicación temprana del tratamiento oportuno”.

Además, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, anunciaba recientemente que en los próximos meses de este año la ‘prueba del talón’ se volverá a ampliar hasta la detección de un total de 24 enfermedades para todos los recién nacidos en la región, unos avances que según apuntaba son posibles en buena medida porque “ya tenemos la tecnología más aplicada” en el Instituto de Ciencias de la Salud de Talavera de la Reina (Toledo), cuya Sección Química de laboratorio recibe y analiza estas muestras.

La ‘prueba del talón’

Este cribado, que permite la detección precoz de enfermedades neonatales congénitas endocrinas y metabólicas, con el fin de reducir la mortalidad que pueden ocasionar y conseguir mejorar a tiempo la calidad de vida y el desarrollo de los niños y niñas afectados, consiste en la recogida por parte del profesional sanitario de una muestra de sangre capilar del talón del recién nacido, entre las 48 y 72 horas de vida.

Todos los centros sanitarios de titularidad pública o privada ubicados en Castilla-La Mancha en los que se atiendan partos están obligados a facilitar diariamente a la Consejería de Sanidad los datos de cada recién nacido en dichos centros, junto con los de la madre, así como los de domicilio, número de teléfono de contacto y centro de salud o consultorio local en el que se inscribe al bebé, entre otros detalles de carácter sanitario.

Todos estos datos son cargados diariamente en la aplicación informática de gestión del programa de detección precoz de enfermedades neonatales, el SILCAM, que entre otras funciones permite comprobar el estado de las analíticas llevadas a cabo ante consultas que puedan realizar profesionales sanitarios o la familia; saber si ya se ha remitido la carta con los resultados o está pendiente; además de poder localizar a los recién nacidos cuya muestra de sangre no ha sido recibida en el laboratorio del Instituto de Ciencias de la Salud tras diez días de producirse el nacimiento.

En estos últimos supuestos, desde la Dirección Provincial de Sanidad se pone en marcha las acciones necesarias para la búsqueda activa y localización del recién nacido al que no se le haya tomado la muestra de sangre por cualquier circunstancia e, igualmente, se ocupan de notificar los recién nacidos a sus correspondientes zonas de Atención Primaria para llevar a cabo en ellas esa recogida de muestra cuando no se ha podido realizar en los servicios hospitalarios de maternidad por algún motivo.

Igualmente, los técnicos de la Dirección Provincial de Sanidad mantienen reuniones periódicas con los profesionales sanitarios para poner en común los métodos de estas recogidas de muestras en recién nacidos, además de trasladarles toda la información necesaria para una adecuada actuación, facilitándoles tanto documentación escrita como carteles con imágenes actualizadas.