Buscar
09:47h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El Madrid recobra sensaciones antes del partido del año

Ante la gran cita del miércoles del Real Madrid, con la temporada en juego, no hay nada mejor que afrontarla con una buena goleada. Y eso fue lo que hizo el equipo de Zidane, goleando (5-2) a la Real Sociedad que fue un perfecto sparring.

Con esta goleada es de suponer que el Madrid haya recuperado el ánimo. Lo ha hecho en la vigilia de la gran noche que se divisa en el horizonte.Nada más y nada mandos que su supervivencia en la Champions, su única opción para salvar una temporada que hasta ahora es un fracaso auténtico.

Además de ánimo, el equipo blanco parece que ha recuperado sensaciones para recibir al PSG el próximo miércoles, y sobre todo ha recuperado a Cristiano que con sus tres goles ha mandado un mensaje al París Saint Germain, volviendo a la senda del gol. Lo necesitaba el propio jugador, y sobre todo lo necesitaba el Real Madrid. Cristiano, guste o no, es el principal arma de este irregular equipo de Zidane que frente a la Real Sociedad ofreció un buen primer tiempo, donde todos hicieron una labor grupal en la presión, ahogando a la Real Sociedad que en ningún momento entró en el partido.

En los primera parte, el encuentro quedó visto para sentencia. Incluso diría que a los 50 segundos con el gol de Lucas Vazquez de magnífico cabezazo a pase de Cristiano, ya se veía por dónde iba a ir el partido. A los 26 fue Cristiano quien hizo su primer gol tras jugada magnífica de Asensio y Marcelo que culminó el portugués. Luego siguió el gol característico de Kroos:disparo sutil que embocó con precisión de cirujano desde el balcón del área, rematando con el interior del pie. Gol precioso al que le siguió ,el segundo en su cuenta de Cristiano ,que marcó de cabeza. El tercero ya lo consiguió en la segunda parte al recoger un rechace del guardameta donostiarra  a un disparo de Bale, que salió en los últimos minutos.

Con 4-0 culminaba el primer periodo, donde los madridistas calentaron motores ante el miura que se le viene encima. EL PSG no va a ser el toro manso que fue la Real Sociedad. Va a ser otra historia, pero al menos  el Real Madrid lo va afrontar con otro aire y otro estado de ánimo, al recobrar sensaciones, junto a la intensidad, el remate y el acierto, aunque sin tirar cohetes porque la defensa sigue siendo muy insegura.

Los donostiarras estuvieron muy flojos, solo despertaron en la segunda parte, con ya todo perdido marcando dos goles que maquillaron en algo su desastroso partido.

Zidane, desde un principio pensó en el partido de Champions. No quiso correr riesgos y dejó en el banquillo a Casemiro Bale y a Nacho que sustituirá al sancionado Carvajal. Sus puestos los ocuparon Asensio, quien volvió a ver la luz realizando un buen partido y Lucas Vazquez, que siempre cumple.

Casemiro, Bale y Nacho  pensamos que serán de la partida aunque con Casemiro tengo mis dudas. El brasileño ralentiza mucho el juego y además no atraviesa por un buen momento. A Bale tampoco lo veo muy claro. Algunos dicen que el galés está sentenciado y que saldrá del Madrid al final de temporada con destino al Liverpool.  Nacho, si es seguro que será el lateral derecho titular. El  resto serán los que Zidane presentó ante la Real. La única duda podría ser Isco que dispuso de minutos en la segunda mitad, y el único capaz de hacer algo diferente ante los franceses . Si fuese Zidane, pondría a Isco en lugar del inoperante Benzema, que sigue en el lado oscuro. El público volvió a recriminar al delantero francés su frialdad y falta de compromiso. Cristiano, salió en su ayuda recriminando al público esos silbidos a un Benzema que sigue con su apatía tradicional.

El nueve del Madrid no está, aunque Zidane parece que le espera. No sabemos cuándo, pero espera que haga acto de presencia algún día. Paciencia, tiene Zizou con este jugador que no le está respondiendo a su confianza.

El segundo periodo con ese 4-0 en el marcador ya fue de puro trámite para los blancos que ya solo tuvieron todos sus pensamientos, ojos y piernas en el PSG. La Real lo aprovechó para marcar sus dos goles que fueron obra de Juan Bautista e Illarramendi, el exjugador madridista que se ha erigido en el jefe de le Real Sociedad.

El auténtico examen es el miércoles, el día para descubrir si el verdadero Real Madrid es este que estamos viendo en la liga doméstica o el que tan bien nos tienen. Acostumbrado en Europa.

Las últimas sensaciones son muy buenas. Con la goleada a la Real Sociedad calienta motores, recupera el instinto goleador de CR7 y afronta con optimismo su partido del año. De este trascendental encuentro dependerá si la temporada es un abismo al vacío o da nuevos alientos para pensar en la Decimotercera Champions.