Buscar
11:31h. Jueves, 26 de Abril de 2018

Recital de Isco en Málaga

El Real Madrid en una faena de aliño, liquidó al Málaga en la Rosaleda por 1-2. Un resultado que puede parecer que el partido fue reñido y disputado. Nada más lejos de la realidad, fue de una superioridad absoluta del Madrid que se quedó corto con el resultado ya que tuvo varias ocasiones para haber sido un marcador mucho más abultado. Pero tampoco se trataba de hacer sangre ante un Málaga que ya está condenado al descenso.

 Isco,en su regreso a su tierra natal, fue el protagonista absoluto. Capitalizó todo el juego de los blancos, con una exhibición de las suyas. Ante  su gente, la de Málaga, quiso ser el mejor, y lo fue . También lo fue para su equipo porque hasta que se retiró bien entrada la segunda parte, fue el norte y el sur del Real Madrid.

 Isco se dio un homenaje en su propia tierra:jugando como los ángeles y consiguiendo el primer gol que logró tras transformar de forma magistral una falta al borde del área.  Sergio Ramos, iba a ser el encargado de hacerlo, pero por aquello de estar en su Málaga querida, Isco le pidió al capitán permiso para lanzarla. Sergio Ramos, generoso él, accedió y el e Arroyo de la Miel, consiguió un golazo que no quiso celebrar pero que la afición malagueña festejó como si hubiese sido de su equipo querido. Bonito detalle de la afición y del propio Isco, que ha vuelto a su mejor estado de forma cuando más lo necesita su equipo. En la Rosaleda impartió un magisterio futbolístico de toque y de buen gusto. Lo suyo fue pura delicadeza.

 El malagueño del Real Madrid ya no es ese jugador que paraliza el juego con sus regates y filigranas. Está muy rápido y sabe cuando hay que acelerar y cuando hay que parar. A veces la pausa es necesaria en un partido de fútbol; y en eso Isco es un maestro. Zidane lo sabe y por eso a la hora de la verdad está eligiendo a él y no a Gareth Bale.

Ante un Málaga,que ya salió derrotado del vestuario, Zidane optó en buena medida por el plan B, dando descanso a los pesos pesados como Marcelo, Modric,Kroos,Varane y Cristiano Ronaldo. Si jugaron Sergio Ramos, que no lo hizo ante la Juve por sanción;Benzema más en punta que nunca, Lucas Vázquez, Asensio junto a Kovacic y Casemiro, en el centro del campo. En la defensa la novedad fue Theo,que sigue sin despegar, y  que actuó junto a Vallejo, que se comportó con seguridad.   

El partido contra el Málaga y sin Cristiano ,era propicio para despertar en Benzema la vena goleadora. Pero,nada sigue negado ante la portería. Hasta en cuatro ocasiones tuvo remate pero no hubo forma de que  viese la portería. Esta claro que el gol no es su principal virtud, si lo es en  el pase y en abrir espacios. En la segunda parte, en el 0-2, nos ofreció un detalle técnico de muchos quilates. Dio como una tijera sobre la línea del área que desequilibró a los defensores, habilitando para Isco, quien de un ligero toque dejó el gol en bandeja a Casemiro. Fue una delicia de jugada.

 Nadie va a discutir la clase y el talento de Benzema, pero su indolencia es muy difícil de justificar. Está claro que a Zidane le gusta su compatriota y lo quiere recuperar. Otra cosa es que el vestuario entienda esta empatía que tienen los dos franceses, que en muchas ocasiones no está justificada. Ante el Málaga, vimos  al buen Benzema.

 El partido fue un mero trámite y así se lo tomaron los dos contendientes. El Madrid porque ya solo tiene ojos para la Champions, Y el Málaga porque su destino es la segunda división. Fue un partido distendido, pero entretenido.

Después de la pasión y suspense vivida ante la Juventus, el Real Madrid se tomó un respiro en la competición doméstica ante un Málaga colista que apenas  le inquietó. Pero no por eso, dejamos de ver un encuentro que resultó vistoso y donde el Madrid jugó  de forma muy fluida y con mucho ritmo. Hasta diría que con buen gusto, sobre todo en el primer periodo.

 El Málaga, bastante tiene con lo que le viene encima. Se le ve deshilachado, sin confianza y sin esperanzas. Lo mejor fue su guardameta, Roberto, que tuvo intervenciones de mérito y salvó más de un gol. La derrota ante el Madrid  ha sido la puntilla definitiva. Es equipo de segunda división, y no por culpa de los jugadores sino  del jeque  llamado Al-Thani.

El gol del Málaga en el último instante, obra de Rolán fue una mera anécdota en un partido  de trámite y en donde Isco reinó, dando todo un recital.