Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 29 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:40

Coaching empresarial ¿Por qué tenerlo en cuenta para tu empresa?

El coaching se ha convertido en una de las herramientas más eficaces para aumentar la productividad de los empleados de la mayoría de las empresas

coaching para empresas
Coaching empresarial ¿Por qué tenerlo en cuenta para tu empresa?

En la mayoría de las ocasiones, una pequeña empresa puede pensar que no tiene capacidad para permitirse contratar un servicio de coaching eficaz. Pero realmente, si se piensa bien, es posible que pierdan mucho más no haciéndolo si realmente lo necesitan. Así nos lo aseguran desde un importante y experimentado gabinete de coaching para empresas en Valencia.

El coaching para empresas es como contratar soporte externo que te ayude a conseguir tus objetivos. Este servicio consiste en proporcionar consejos prácticos y conocimientos de expertos que han desarrollado su experiencia en un campo específico de especialización, como el coaching de ventas o el desarrollo de recursos humanos. Estos expertos aportan sus conocimientos a través de una serie de sesiones o reuniones que se adaptan específicamente a la empresa. El objetivo de estas reuniones es que la empresa desarrolle estrategias y las implemente para lograr los resultados deseados.

Esto del coaching no es un concepto nuevo para las empresas, pero ganó mucha popularidad en los últimos años a medida que las empresas comenzaron a darse cuenta de su importancia y aumentaron la demanda de este tipo de servicio. Por ejemplo, esta empresa de coaching para empresas en Valencia ha multiplicado por tres sus clientes en los últimos años, señal de eficacia y buen rendimiento de la inversión.

Ventajas del coaching empresarial

El coaching empresarial permite a los empleados alcanzar su máximo potencial y crear más valor para su empresa. La mayor ventaja es que se puede hacer a bajo coste porque no se puede justificar la contratación de alguien que no va a producir ningún resultado en un futuro próximo. En ocasiones, las empresas con programas de coaching han obtenido mejores resultados que las empresas sin ningún tipo de orientación.

Por otro lado, puede ayudar a impulsar la productividad y la eficiencia al tiempo que reduce el tiempo y el costo asociados con la gestión de recursos humanos. También se ha demostrado que el coaching puede aumentar las tasas de participación y retención de los empleados al tiempo que mejora el desempeño en áreas críticas como la satisfacción del cliente.

¿Tiene inconvenientes?

Aunque no sean inconvenientes como tal, si que hay que tener en cuenta que quizás es posible que no se vea ningún cambio inmediato en el desempeño de la empresa. El trabajo del coach es continuo y los resultados se ven a la larga, por lo que, si la empresa no tiene un presupuesto decente para mantenerlo a largo plazo, la idea de utilizar el coaching quizás debería descartarse.

También es posible que algunos empleados puedan no estar abiertos a aprender algo nuevo y tengan problemas para mantener una relación productiva con el coach sin la sin la intervención de algún compañero o superior que le acompañe en el camino.

Sea como sea, la eficacia del coaching empresarial como herramienta para mejorar la productividad está fuera de toda duda. Eso si, es necesario aplicarlo de la forma correcta y dejándose aconsejar por expertos en la materia.