Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Especialistas encuentran relación entre una mala estética dental y las autolesiones en los adolescentes

En su estudio, esta revista ha evaluado a cerca de 700 niños y niñas de entre 13 y 14 años respecto a la prevalencia de autolesiones haciendo uso de un cuestionario anónimo.

estetica-dental
Especialistas encuentran relación entre una mala estética dental y las autolesiones en los adolescentes

Según se acerca el fin del uso de las mascarillas, que desde hace ya unas semanas dejaron de ser obligatorias en exteriores, muchas personas, especialmente adolescentes, sufren lo que se denomina “síndrome de la cara vacía”. Se trata de un miedo al qué pensarán los demás o a burlas por descubrir defectos que, gracias a las mascarillas, han estado ocultos más de dos años.

Una de las principales causas de estos miedos son los defectos en la dentadura o los problemas de estética dental. Algo que, en un principio, no debería convertirse más que en una preocupación pasajera ha revelado un problema subyacente, según lo que ha recogido en un estudio reciente la Revista Americana de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (AJO-DO).

En su estudio, esta revista ha evaluado a cerca de 700 niños y niñas de entre 13 y 14 años respecto a la prevalencia de autolesiones haciendo uso de un cuestionario anónimo. Los resultaros fueron preocupantes ya que uno de cada cuatro encuestados reveló que se ha provocado autolesiones recientemente y casi la mitad de ellos como consecuencia de problemas en su rostro, entre otros, por defectos en la dentadura: mal color, ausencias dentales, maxilares prominentes, etc.

Solución al problema del síndrome de la cara vacía

Se hace evidente que es necesario reconocer este problema en los jóvenes que nos rodean y cómo poder prestarles ayuda. En ocasiones no bastará con tratar el tema dentro de la propia familia e incluso será necesario encontrar ayuda especializada.

En muchos de estos casos, los tratamientos dentales aplicados por dentistas con experiencia pueden ser suficientes para minimizar el problema. Bastará con acudir a una consulta para realizar una revisión, obtener una valoración y empezar a trabajar para corregir el problema.

Quizás pueda suponer un inconveniente las reticencias que tienen muchos adolescentes por miedo, por lo que es importante hacerles ver, desde que son niños, que las visitar regulares a una clínica dental son totalmente necesarias, precisamente para evitar los problemas sobre los que hemos venido hablando.

Para lograr una mayor aceptación y una reducción en el número de incidencias este año, el Consejo General de Dentistas de España ha puesto en marcha la I Campaña de Salud Oral y Adolescentes, en la que uno de los objetivos era precisamente la revisión de jóvenes entre 11 y 21 años. Y, tal como dice el propio texto, la cuestión estética es una de sus principales preocupaciones.