Quijote Digital

  • Diario Digital | jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:20

Pinturas y fachadas: ¿qué debes saber?

Las pinturas de silicona para exteriores están diseñadas para ser aplicadas en entornos donde haya abundante humedad, ya que, por su constitución, aportan a la superficie donde se aplican una capa microporosa que impide que penetre el agua.

pintura-fachada
Pinturas y fachadas: ¿qué debes saber?

Las pinturas de exteriores para fachadas son aquellas que por su composición y propiedades son capaces de resistir la intemperie y los cambios ambientales y climáticos que esto implica.

Por lo anterior, es sencillo deducir que este tipo de pinturas no solo son útiles para embellecer una superficie externa, sino que también son ideales para aportarle una cantidad de beneficios que impiden el daño y deterioro de esta.

Antes de comenzar a hablar sobre los distintos tipos de pinturas exteriores para fachadas que existen, es justo mencionar que estos revestimientos están disponible en diferentes colores y acabados. Ahora sí, comencemos.

Pinturas acrílicas para fachadas

Entre las pinturas exteriores para fachadas, las acrílicas son de las más utilizadas, pues, se trata de una pintura de elevada resistencia que es capaz de soportar sin problemas los diferentes cambios ambientales y condiciones climáticas.

Debido a que está elaborada a base de agua y resinas acrílicas, no solo es resistente, sino que también es muy fácil de aplicar y rápida de secar. Dependiendo de la marca elegida y de su calidad, este tipo de pintura exterior para fachadas puede durar entre 3 y 8 años en excelentes condiciones.

Pinturas de silicona para fachadas

Las pinturas de silicona para exteriores están diseñadas para ser aplicadas en entornos donde haya abundante humedad, ya que, por su constitución, aportan a la superficie donde se aplican una capa microporosa que impide que penetre el agua.

Debido a su efectividad, no solo es posible encontrar este tipo de revestimiento con color, sino que también existen marcas que comercializan pinturas a base de resinas de silicona transparentes, con el fin de emplearlas para proporciónales tratamiento a diferentes superficies externas.

Pinturas elásticas para fachadas

Hechas a base de polímeros elásticos, este tipo de pinturas para exteriores que tiene propiedades flexibles, es ideal para aplicar en fachadas y cualquier otra superficie que precise de algún tipo de reparación por daños o grietas, así como también en superficies con porosidad de hasta 1 mm de profundidad.

Muchas personas las utilizan para impermeabilizar, puesto que por sus características, este revestimiento evita que el agua penetre en diferentes materiales como el hormigón, el yeso, el revoque y el ladrillo.

Pinturas de siloxano para fachadas

Las pinturas de siloxano son de las mejores que existen para aplicar en exteriores, por lo que son de las más recomendadas por los expertos. Están hechas a base de siloxano y de diferentes resinas acrílicas.

Debido a su altísima calidad se utilizan para tratar diferentes daños que se producen en la superficie debido a la humedad, de la misma manera, sirven para prevenir la aparición de tales inconvenientes.

Entre otras propiedades, son impermeables y antifúngicas, ya que en su composición contienen partículas capaces de repeler el agua y de evitar la proliferación de hongos como el moho. Dependiendo de su fabricante y marca, se estima que su aplicación puede llegar a durar entre 10 y 15 años.

Pinturas de silicato para exteriores

En este caso, se trata de una pintura hecha con base mineral en la que se agrega como aglutinante silicato de potasio. Esto le otorga una gran resistencia a la lluvia y a otras condiciones ambientales y por lo tanto, una gran durabilidad.

Por sus características, se trata de un revestimiento que se adhiera con mucha facilidad a superficies de hormigón, revoque y ladrillo.

Pintura tipo pliolite para fachadas

Este es otro tipo de pintura para exteriores que combina una base mineral con distintos tipos de resinas acrílicas. Se caracteriza por presentar una sencilla aplicación y por adherirse en diferentes superficies, sin requerir de un proceso previo de imprimación.

Su resistencia a la intemperie y a diversas condiciones atmosféricas es tal, que puede llegar a mantenerse en óptimas condiciones hasta por 12 años.