Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 15:56

¿En qué consiste la formación profesional?

La formación profesional oficial consta de una duración de 2 cursos académicos y comprende un total de 2.000 horas lectivas, divididas en 370 horas de formación práctica y 1630 horas teóricas.

formacion-profesional
¿En qué consiste la formación profesional?

Los módulos o cursos de Formación Profesional son formaciones específicas encaminadas a una rápida inserción del estudiante en el mercado laboral o en al reciclaje de los profesionales activos que ya tienen un oficio. Este tipo de estudios tratan, sobre todo de mejorar todo lo relativo a habilidades, competencias y conocimientos de cada persona, pero no sólo en el ámbito laboral, sino también en el social y personal.

En lo que se refiere a la formación específicamente hablando, el objetivo principal está enfocado a obtener los conocimientos y desarrollar las aptitudes necesarias para cualificarse en una determinada profesión.

De Formación profesional saben bastante en el Instituto Tame, donde llevan formando profesionales especializados desde hace muchos años, siendo un referente en la Comunidad Valenciana de este tipo de estudios formativos.

¿Qué se aprende en la formación profesional?

Los aspectos fundamentales de la formación están directamente relacionados también con la educación y las buenas prácticas. De esta forma, los estudiantes, al finalizar sus estudios, estarán suficientemente capacitados para trabajar en equipo, conseguir aprender por sí mismos, a tener una actitud proactiva y un espíritu emprendedor, a mantener unas costumbres de higiene y seguridad en el trabajo o a comprender la estructura de la empresa o el sector al que se dediquen, entre otras muchas cualidades.

¿Cómo pueden cursarse los estudios de formación profesional?

Lo más habitual es acudir a un centro especializado, ya sea público o privado, donde se impartan los estudios que el interesado quiera realizar. Pero gracias a internet, hoy en día también es posible formarse profesionalmente a distancia en algunos de estas especialidades y en los centros que ofrezcan esta posibilidad. Incluso está la opción semi-presencial, donde parte de la enseñanza se realiza en el aula y otra parte a distancia.

¿Qué tipos de formación profesional existe?

Cada país tiene sus propias especialidades y currículos, pero de forma general se pueden establecer tres tipos:

  • Formación profesional específica: Dirigida a alumnos provenientes del sistema escolar que quieren continuar sus estudios por esta vía.
  • Formación profesional ocupacional: Pensada para personas que están desempleadas y que quieren mejorar sus posibilidades de encontrar un trabajo.
  • Formación profesional continúa: Aplicada principalmente en empresas donde los trabajadores en activo quieren seguir ampliando conocimientos y competencias.

En nuestro país las condiciones para cursar estos estudios son competencia de cada Comunidad Autónoma, pero a nivel oficial según la legislación actual están divididas en dos tipos de grados:

  • Ciclos formativos de grado medio: Accesibles una vez terminada la eso o realizando una prueba de acceso para mayores de 17 años.
  • Ciclos formativos de grado superior: Los estudiantes deben poseer el título de bachiller o haber superado una prueba de acceso para mayores de 19 años. También existe la posibilidad de acceder con 18 años y teniendo cursado un ciclo de grado medio de temática relacionada.

La formación profesional oficial consta de una duración de 2 cursos académicos y comprende un total de 2.000 horas lectivas, divididas en 370 horas de formación práctica y 1630 horas teóricas.

Una característica que refleja bien la función integradora en el mercado laboral de este tipo de estudios es la realización de practicas en empresa (FCT) obligatorias para poder obtener el título. En estas prácticas una empresa real completa la formación y comprueba los conocimientos adquiridos por el alumno.

Existe un buen número de ciclos formativos que permiten que cualquier persona encuentre alguno que se adapte a sus gustos y necesidades, por lo que sigue siendo una opción más que recomendable para encontrar un empleo estable y duradero.