Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:41

Abonado el primer pago de 2 millones de euros de la nueva campaña de reestructuración de viñedo para hacer más competitivo al sector vitivinícola

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado hoy las instalaciones de la bodega que más vino ecológico embotella de la región y ha resaltado que se han iniciado los pagos para la reestructuración donde se esperan superar los 32 millones de euros en ayudas esta campaña

Abonado el primer pago de 2 millones de euros de la nueva campaña de reestructuración de viñedo para hacer más competitivo al sector vitivinícola

Castilla-La Mancha ya ha iniciado el pago de las ayudas de la nueva campaña de reestructuración del viñedo, unas ayudas con las que se consigue que el sector vitivinícola sea más competitivo adaptándose a las demandas de los consumidores.
 
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado durante su visita a las instalaciones de la empresa IRJIMPA, galardonada como la mejor de producción ecológica de la Comunidad Autónoma este año, y que se ubica en la localidad conquense de Las Mesas.
 
Acompañado por Francisco y Javier Parra, dos de los tres hermanos que impulsan esta empresa líder en producción ecológica y biodinámica y que embotella 6 millones de vino ecológico, la mayor cifra en Castilla-La Mancha, Martínez Arroyo ha indicado a los medios de comunicación que el primer pago de la campaña ha supuesto ya 2 millones de euros para 234 beneficiarios, esperándose superar los 32 millones de euros en total de la campaña, como ya sucedió en la anterior, donde Castilla-La Mancha fue la región que más recursos públicos puso a disposición de los viticultores con 34,2 millones de euros.
 
El consejero, que también ha estado acompañado, entre otras autoridades, por la directora general de Alimentación, Elena Escobar, y la directora general de Políticas Agroambientales, Silvia Nieto, ha agradecido el compromiso de la familia Parra por la comarca, apostando desde el viñedo, a los ajos o el queso de oveja, “convirtiéndose en una empresa que factura y genera empleo, y si no tenemos empresas como ésta, no podemos garantizar el futuro del medio rural”.
 
IRJIMPA ha internacionalizado su labor empresarial y venden fuera de las fronteras nacionales productos con marca y “donde se consume se reconoce la marca y tras ella está el nombre de la región”, según ha señalado el consejero.
 
Además, Martínez Arroyo ha destacado que esta empresa mantiene con esfuerzo una raza autóctona como es la oveja manchega negra, que se encuentra peligro extinción.
 
De esta manera, ha querido ensalzar el trabajo diario de los “más de 100 héroes” que mantienen razas en peligro de extinción en Castilla-La Mancha, para lo cual el Gobierno pone a su disposición ayudas públicas para que ese patrimonio y la biodiversidad que suponen no se pierda y continuar apoyándolo.
 
Las Mesas, uno de los beneficiados por la Tubería a la Llanura Manchega
 
Por otro lado, Martínez Arroyo ha agradecido al alcalde de Las Mesas haberse adherido al proyecto de apertura de la Tubería a la Llanura Manchega impulsado por el Gobierno de Castilla-La Mancha en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica. Esta localidad, junto a otras 14, va a beneficiarse de agua en cantidad y calidad para consumo humano a partir de la primavera de 2022 con la apertura del ramal nororiental.
 
“Va a venir a dar vida y futuro” a una población de más de 80.000 habitantes, ha dicho el consejero.
 
Martínez Arroyo ha recordado que este agua del Tajo “no es más agua que se trasvase. No va a salir ni una gota de agua más de Entrepeñas y Buendía” de lo que ahora lo hace para el Levante, ya que el agua que llegue al Alto Guadiana provendrá de la reserva de 50 hectómetros cúbicos que tiene Castilla-La Mancha por Ley y que dejarán de derivarse al Levante una vez se haga efectiva.
 
En este sentido, el consejero ha añadido que es la primera piedra de ese “acueducto del siglo XXI” que aportará garantía de futuro a esta zona, “siendo solidarios con el Alto Guadiana”.