Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 16:47

Castilla-La Mancha deroga las medidas vigentes del Covid-19 adecuando las nuevas recomendaciones a la normativa nacional y a la realidad actual

La elevada cobertura de vacunación en Castilla-La Mancha, así como la inmunidad natural adquirida por la población a lo largo de la pandemia ha tenido como consecuencia el descenso de la gravedad y la mortalidad por  la enfermedad, lo que ha llevado a suprimir las medidas de salud pública que en su día fueron necesarias, por lo que se deroga el Decreto 96/2021, de 23 de septiembre, sobre medidas de prevención y control necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Castilla-La Mancha deroga las medidas vigentes del Covid-19 adecuando las nuevas recomendaciones a la normativa nacional y a la realidad actual

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha acordado en su reunión de hoy aprobar una Orden, a propuesta de la Consejería de Sanidad, para que decaigan todas las medidas anticovid que continuaban vigentes desde el decreto aprobado en septiembre de 2021, relativas a eventos multitudinarios, así como a mercados y mercadillos, entre otras.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado en rueda de prensa que el motivo de esta decisión viene motivado porque el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, por el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

A su vez, ha recordado Fernández Sanz, ya se modificó el actual contexto con la aplicación de la nueva ‘Estrategia para la vigilancia y control de Covid-19 tras la fase aguda de la pandemia’ el 23 de marzo de 2022, en la que se priorizaban las acciones encaminadas a controlar el impacto en cuanto a gravedad y letalidad de la infección por SARS-CoV-2 en pacientes mayores de 60 años e inmunodeprimidos.

Por ello, ha insistido el consejero, las medidas deben centrarse en la protección de estas personas con intervenciones tanto farmacológicas (dosis de refuerzo de vacuna si es necesario y acceso temprano a tratamientos antivirales) como no farmacológicas, especialmente en los centros residenciales de mayores por su especial vulnerabilidad.

La elevada cobertura de vacunación en Castilla-La Mancha, así como la inmunidad natural adquirida por la población a lo largo de la pandemia ha tenido como consecuencia el descenso de la gravedad y la mortalidad por  la enfermedad, lo que ha llevado a suprimir las medidas de salud pública que en su día fueron necesarias, por lo que se deroga el Decreto 96/2021, de 23 de septiembre, sobre medidas de prevención y control necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Sin embargo, Fernández Sanz ha indicado la importancia de seguir insistiendo en las recomendaciones generales de prevención e higiene frente a Covid-19, cuya efectividad ha quedado ampliamente demostrada a lo largo de toda la pandemia, como son:

a) Respetar la distancia interpersonal mínima de un metro y medio siempre que sea factible.

b) El uso obligatorio de mascarillas en los términos previstos en el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, por el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covi-19, o en la normativa que la sustituya.

c) Adoptar la siguiente etiqueta respiratoria: evitar toser directamente al aire, haciéndolo preferentemente en un pañuelo desechable o en el ángulo interno del codo y evitar tocarse la cara, la nariz y los ojos.

d) Higiene frecuente de manos con agua y jabón, o en su defecto, con geles hidroalcohólicos.

e) Limpieza, desinfección y ventilación de los espacios, el mobiliario y las superficies utilizados.

f) Ante la presencia de síntomas compatibles con la Covid-19, actuar según lo establecido en los protocolos de vigilancia epidemiológica vigentes en cada momento.

g) Optar por la realización de actividades al aire libre siempre que sea posible.

h) El uso preferente de pago con medios que no supongan contacto físico.

i) Que la ventilación de los espacios interiores se realice con carácter permanente y con aire proveniente del exterior.

j) Uso responsable de la mascarilla en, al menos, los siguientes supuestos:

  • Espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan o permanecen un tiempo prolongado.
  • Eventos multitudinarios.
  • En el entorno familiar y en reuniones o celebraciones privadas en función de la vulnerabilidad de los participantes.
  • Cuando se tienen condicionantes de riesgo o síntomas compatibles con la Covid-19.