Quijote Digital

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 10:38

Castilla-La Mancha participa en el tercer encuentro para el intercambio de experiencias en el marco del proyecto europeo Redera+

En esta reunión, la organización corrió a cargo de la Provincia Autónoma de Trento, en Italia, que presentó dos proyectos dirigidos a la reactivación económica de zonas rurales y poco pobladas con el hilo conductor de la ganadería y de la conservación del patrimonio.

Castilla-La Mancha participa en el tercer encuentro para el intercambio de experiencias en el marco del proyecto europeo Redera+

El proyecto Redera+, que coordina el Gobierno de Castilla-La Mancha a través de la acción conjunta de las consejerías de Economía, Empresas y Empleo y de Educación, Cultura y Deportes, ha dado un nuevo paso adelante en el desarrollo de sus acciones, adaptadas al marco telemático debido a las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria, con la celebración del tercer encuentro para la puesta en común de experiencias, en este caso bajo la organización de la Provincia Autónoma de Trento, en Italia.  
 
La sesión de trabajo comenzó con una introducción de Daniele Zini, que mostró las características socioeconómicas del Trento. El 80 por ciento de la provincia trentina es montañosa y sus más de 545.000 habitantes se concentran en más del 75 por ciento en localidades situadas por debajo de los 750 metros. Se observa que las zonas más montañosas son también las más deshabitadas y las que cuentan con una población proporcionalmente más envejecida. En cuanto a las tasas de desempleo presenta buenos registros con tasas en los últimos años de alrededor del 5 por ciento, por debajo de la media italiana y europea, han señalado los responsables del proyecto. 
 
A continuación, el director de la Oficina de Recursos Europeos y Desarrollo Territorial de la Provincia Autónoma de Trento, Luciano Galletti, tras unas breves palabras de bienvenida, dio paso a la presentación de las buenas prácticas. Giancarlo Orsingher comenzó su presentación describiendo la iniciativa italiana ‘Estrategia para las zonas del interior’, que mediante la combinación de fondos europeos y nacionales pretende revitalizar zonas consideradas frágiles, con retos demográficos pero alto potencial medioambiental, además, mostró las principales características de Valsugana y Tesino, las comunidades montañosas donde se desarrolla el proyecto ‘Adopta una vaca’.
 
Esta iniciativa impulsada por los ganaderos de Valsugana, pretende dar a conocer de una manera original y divertida los productos de la zona, la forma de vida en la montaña y atraer un turismo sostenible. Mediante la adopción de una vaca por 65 euros anuales, los adoptantes a los que se les da un carnet identificando al animal adoptado, se comprometen a visitar la zona ya que deben recoger en mano productos de la granja por valor de 50 euros. De esta forma, visitan ‘in situ’ las granjas, conocen a la vaca que han adoptado y aprenden cómo se elabora el queso con fórmulas tradicionales. Los 15 euros restantes se destinan a la gestión del proyecto y a iniciativas solidarias. Hasta el año 2020 las 12 granjas inmersas en el proyecto han conseguido 2.500 adopciones.
 
Elisa Corni presentó por su parte un proyecto apoyado por el programa europeo Leader consistente en la ‘Digitalización de la fortaleza Colle delle Benne’ situada en el término municipal de Levico Terme. El fuerte es una de las infraestructuras defensivas construidas en la zona durante la etapa del imperio austrohúngaro, concretamente entre 1880 y 1882. Por su parte, los Grupos de Acción Local del Trentino Oriental gestionan un presupuesto de 11,69 millones de euros destinados a la estrategia de desarrollo local de los 41 municipios y 96.000 habitantes que lo componen.
 
La iniciativa consiste en la digitalización de la historia y de recorridos didácticos en diferentes idiomas para los visitantes de la fortaleza adaptados a familias con niños, incluyendo niños con necesidades especiales, entre otros. La puesta en valor del patrimonio cultural de la zona forma parte de la estrategia de desarrollo local en la que el turismo de calidad y la modernización de su sector primario son ejes fundamentales. En paralelo, con la colaboración de personal cualificado de la zona perteneciente a la Universidad de Trento, se está desarrollando un juego de vídeo que pretende de una manera amena involucrar a los más jóvenes en el conocimiento de la historia de la fortaleza.
 
Los socios participantes en la iniciativa, que coordina el Gobierno de Castilla-La Mancha, repasaron las principales cuestiones a desarrollar en los próximos meses, emplazándose para una nueva reunión interna antes del siguiente encuentro virtual para la presentación de buenas prácticas, que tendrá lugar el 18 de mayo. El proyecto Redera+ busca generar una red de aprendizaje centrada en la mejora del acceso y la eficacia de la formación profesional (VET) en las áreas rurales poco pobladas para fortalecer la inclusión social, la sostenibilidad social, económica y ambiental y contribuir a la fijación de la población en estas áreas.