Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 23 de julio de 2019
  • Actualizado 05:57

El Consejo de Gobierno aprueba el decreto que garantiza los tiempos máximos de espera en atención especializada en Castilla-La Mancha

García-Page también ha dado cuenta de otra de las medidas aprobadas en el Consejo de Gobierno: un acuerdo marco para la contratación del suministro eléctrico con certificado de origen renovable en todos los edificios de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

El Consejo de Gobierno aprueba el decreto que garantiza los tiempos máximos de espera en atención especializada en Castilla-La Mancha

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado en su reunión de hoy el decreto de garantías de tiempos máximos de respuesta en la atención sanitaria especializada en el ámbito del SESCAM. Del mismo modo, ha aprobado el decreto que garantiza los tiempos de espera máxima en los servicios de urgencias de los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha dado a conocer este martes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la entrega del Distintivo de Excelencia en Igualdad, Conciliación y Responsabilidad Social Empresarial correspondiente al año 2019, un acto que ha tenido lugar este martes en el toledano Palacio de Fuensalida y en el que ha participado también la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez.

“Lo que ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno va a convertir a Castilla-La Mancha en la región más exigente y avanzada en tiempos de espera, en calidad y en derecho sanitario de toda España”, se ha felicitado el presidente.

García-Page también ha dado cuenta de otra de las medidas aprobadas en el Consejo de Gobierno: un acuerdo marco para la contratación del suministro eléctrico con certificado de origen renovable en todos los edificios de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

De este modo, se pretende racionalizar y ordenar la contratación de suministros de energía eléctrica con certificado de origen renovable en el ámbito de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y sus organismos autónomos, a excepción del SESCAM. Una medida que, a su juicio, “tiene muchísima importancia” y que supone un “cambio de hábito tremendo para la Administración, que nos va a llevar a ahorrar dinero y contaminación”.

Predicar el concepto de igualdad

Con los distintivos que hoy se han entregado, el Ejecutivo regional pretende reconocer públicamente la labor desarrollada por empresas radicadas en el ámbito territorial de Castilla-La Mancha a favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, estimulando así la implantación de políticas igualitarias.

En esta ocasión, las tres empresas galardonadas han sido: la mutua de accidentes de trabajo SOLIMAT; UNITEL Sistemas de Telecomunicaciones de Castilla-La Mancha, S.L.U.; y construcciones GISMERO, S.A.U. García-Page ha tenido palabras de reconocimiento para todas ellas y, tras mostrar su deseo de que todas las empresas “fueran como estas tres” en términos de políticas de igualdad, ha destacado la importancia de que los valores públicos “no se prediquen solamente desde la Administración pública”.

Por ello, ha planteado la necesidad de contar en un futuro con una ley específica que traslade de “manera milimétrica” todas las exigencias de igualdad a los parámetros de contratación de la Administración pública, aunque ello suponga tener “en frente” al servicio jurídico del Estado, al Gobierno de turno “y no sé a quién más, pero entonces ya tendrá que ser un debate que arregle el Tribunal Constitucional", ha señalado.

Finalmente, y tras asegurar que donde más se respeta el concepto igualdad de género es en la Administración, “donde se aplica a rajatabla”, ha mostrado su deseo de que “prediquemos conjuntamente el concepto de igualdad”.

Necesidad de romper el techo de cristal y crear referentes

Por su parte, la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, se ha referido a la reciente aprobación del II Plan Estratégico para la igualdad entre mujeres y hombres por parte del Gobierno regional, “que obliga a todas las consejerías a adoptar medidas de manera cuantificada para lograr los objetivos que nos hemos propuesto”.

Un Plan que también han asumido las empresas que hoy han sido distinguidas, “que aplican medidas para superar la conciliación, avanzar hacia la corresponsabilidad y para que las mujeres en los espacios económicos más masculinizados puedan asumir también tareas de decisión, así como para facilitar la incorporación de las mujeres a la actividad empresarial”, ha reconocido.

Medidas que la directora del Instituto de la Mujer ha calificado de “políticas palanca” que permiten conseguir un “efecto multiplicador” y acelerar los procesos transversales y de transformación. Del mismo modo, ha puesto de relieve el compromiso de las empresas con la reducción de las desigualdades y, de manera particular, con la autonomía económica para las mujeres, “esencial para la construcción de una sociedad más equilibrada y eficiente”.

Araceli Martínez ha insistido en la necesidad de “romper el techo de cristal y crear referentes” y, finalmente, ha reivindicado la figura de un presidente como García-Page “que no se avergüenza de decir que es feminista, entendiendo que el feminismo no es otra cosa que la búsqueda continua de la igualdad entre mujeres y hombres”.