Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 02 de junio de 2020
  • Actualizado 10:52

Fedeto valora positivamente la rectificación del gobierno en relación a las rebajas

De haber persistido en prohibirlas a los locales y sólo autorizarlas on-line se habría provocado un problema irreversible al comercio

Fedeto valora positivamente la rectificación del gobierno en relación a las rebajas

Una vez más el gobierno se ha visto obligado a rectificar. Esta vez con acierto. Fedeto y las asociaciones de comercio a las que representa, consideran positivo que el gobierno haya echado marcha atrás en su decisión de prohibir las rebajas a los pequeños comercios y permitir sólo las rebajas on-line.

Lo cierto es que carecía de sentido que se prohibieran las rebajas para evitar aglomeraciones, cuando ya estaba regulada la limitación de aforo en cada una de las fases. Un hecho que sin duda habría generado un problema irreversible por la merma de las capacidades de venta del pequeño comercio, respecto de las grandes plataformas internacionales con sus potentes canales de venta online.

Con carácter general, los empresarios del comercio solicitan de nuevo al gobierno central que evite la continuidad de este contexto de indefinición y contradicciones, que precisamente no genera nada positivo a un sector que aglutina, en España, 3,2 millones de empleos y representa el 13% del PIB.

FEDETO sigue insistiendo en que es necesario abrir una mesa de diálogo una mesa de diálogo del gobierno de España con los representantes de los empresarios del comercio y que tenga un carácter con carácter permanente.

El gobierno y el sector del comercio deben analizar conjuntamente la situación del sector, evitando la adopción de decisiones y medidas unilaterales que luego deben rectificarse, pero que generan muchísimo daño y, como en el caso de la prohibición de las rebajas, el temor de la población.

Los comercios pueden garantizar en estos momentos la higiene y seguridad necesarias para sus clientes. Es gobierno debe ser consciente de esto y confiar en la responsabilidad de los empresarios y de la ciudadanía en general. No se puede seguir tutelando, por más tiempo, a las empresas y a la ciudadanía como si se tratara de niños pequeños.

Todos, consumidores y empresarios pretendemos erradicar la pandemia y, con carácter general, estamos actuando de forma prudente y cumpliendo las medidas sanitarias. El proceder inadecuado y aislado de una muy pequeña parte de la ciudadanía, que no se comporta de modo totalmente responsable, no puede ser la excusa para prolongar por más tiempo un estado de alarma, confinamiento y disciplina social limitativa de los derechos más básicos.

El sector ha planteado ya al gobierno las medidas adecuadas para que los comercios puedan abrir con garantías higiénico-sanitarias adecuadas. La economía no puede seguir parada durante más tiempo.

El sector del comercio sigue trabajando con el objetivo de establecer criterios consensuados para cada una de las fases y medidas preventivas que puedan reactivar al sector.