Quijote Digital

  • Diario Digital | Martes, 21 de Mayo de 2019
  • Actualizado 21:30

García-Page visita una empresa de elaboración de Miguelitos de la Roda, un producto que aspira a ser reconocido como Indicación Geográfica Protegida

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha indicado que la asociación del sector, ya constituida, debe seguir el ejemplo de la IGP Mazapán de Toledo, justificando su reputación ante la Unión Europea para obtener la protección del Miguelito de la Roda.

García-Page visita una empresa de elaboración de Miguelitos de la Roda, un producto que aspira a ser reconocido como Indicación Geográfica Protegida

El presidente de Castilla-La Mancha ha visitado esta mañana las instalaciones del obrador ‘Gaymon’ de La Roda, donde ha conocido de primera mano el proceso de elaboración de los ‘Miguelitos de la Roda’, un producto que cuenta ya con una asociación de empresarios del sector, desde donde se están dando los pasos para desarrollar un proyecto que convierta a este producto tan representativo de la región en una Indicación Geográfica Protegida.

Emiliano García-Page ha recorrido estas instalaciones de la mano los hermanos Gabriel y Remedios Gallego Moreno, fundadores de la empresa que hoy es la heredera de la creación hace ya medio siglo de este dulce tan típico y que lleva el nombre de La Roda a todo el mundo, acompañado, entre otros, por el alcalde de la localidad, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así como el director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas o el delegado de la Junta en la provincia.

‘Gaymon’ junto al Grupo EDEL-BIO, Miguelitos de la Roda, C.B., Confitería Fernández, Confitería La Moderna S.A. y la Confitería Collado conforman esta asociación que tiene como meta la protección de este producto y su nombre, y que ha iniciado los pasos necesarios para su obtención, lo que lo convertiría en la figura de calidad número 44 de Castilla-La Mancha.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en declaraciones a los medios tras esta visita, ha indicado que para que los representantes del sector lleguen a obtener la que es considerada la máxima figura de calidad tras la Denominación de Origen, deben seguir como ejemplo los pasos que en su día dio la IGP Mazapán de Toledo, basándose en la “reputación”.

Para ello, ante la Unión Europea, que es quien concede este reconocimiento, deben presentar toda la documentación apoyándose en la reputación de este producto, que “existe”, y con ello, conseguirían proteger “definitivamente” el producto y vincularlo a la localidad, generando más riqueza para el municipio.

El fundador de Gaymon, Gabriel Gallego, ha explicado que estos dulces de hojaldre y crema fueron creados en esa localidad y toman su denominación por el nombre de su primer catador.

Así, fue el confitero local Manuel Blanco López quien en el año 1965 se trasladó hasta Pamplona para aprender a trabajar el hojaldre, regresando a La Roda con una receta nueva, en la que endurecía el producto con un baño de almíbar para poder incorporarle la crema. Miguel Ramírez, otro rodense, amigo suyo, conocido como Miguelito, fue el que le trasladó la idea de llamarle de esta manera y fue en ese momento cuando nació este producto que hoy es reconocido en todo el territorio nacional.