Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 01 de abril de 2020
  • Actualizado 05:59

El Gobierno de Castilla-La Mancha agradece al Consejo Regional de la Mujer el aval para mejorar las ayudas de orfandad a víctimas de violencia de género

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha presentado las líneas estratégicas de su departamento a las 36 vocalías que conforman este órgano.

El Gobierno de Castilla-La Mancha agradece al Consejo Regional de la Mujer el aval para mejorar las ayudas de orfandad a víctimas de violencia de género

 La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha agradecido al Consejo Regional de la Mujer que haya avalado la decisión de mejorar las ayudas a menores que se quedan huérfanos como consecuencia de la violencia machista.
 
En este sentido, Fernández ha valorado que se trata de un paso adelante, dado que “ahora podremos atender todas las situaciones” que se presenten bajo estas circunstancias.
 
Así se ha manifestado la titular de la Consejería de Igualdad y Portavoz tras presentar al Consejo Regional de la Mujer el proyecto de modificación del Decreto que regula la concesión directa de ayudas a menores de edad en situación de orfandad por violencia de género, una medida que se toma “para ampliar a todos los supuestos esta ayuda con el fin de perfeccionarla”.
 
En la reunión de constitución de este órgano de consulta y participación del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha para la presente legislatura, la consejera de Igualdad ha explicado en detalle que “con esta modificación, se pretende evitar que un niño o una niña cuya madre ha sido asesinada quede en situación precaria o dependiendo del asesino de su madre. De esta manera, se llegará al 100 por cien de los casos que hay en la región, que en estos momentos son 13 en total”.
 
Del nuevo Consejo Regional de la Mujer, Fernández ha destacado “su contribución en la consecución de una sociedad más igualitaria mediante el asesoramiento que realiza al Instituto de la Mujer”. No en vano, desde su creación orienta y asesora sobre proyectos, planes de igualdad, normativas, campañas y, en general, mediante propuestas e informes que contribuyen a la mejora de las políticas públicas en materia de igualdad.
 
La consejera ha resaltado que la “pluralidad y representatividad del Consejo Regional de la Mujer nos permite recoger las aportaciones y sugerencias de todas las sensibilidades de la sociedad castellano-manchega y materializarlas en los proyectos que lleva a cabo el Instituto de la Mujer”. En ese sentido, además de la comunicación establecida en este foro, la consejera ha dejado clara su disponibilidad y la de la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, para recibir todo tipo de sugerencias.
 
El Consejo cuenta con 36 vocalías  en las que están representadas las asociaciones de mujeres, los ayuntamientos de Castilla-La Mancha, la Administración Regional, las organizaciones sindicales, los partidos políticos con representación en las Cortes, las mujeres empresarias, la Confederación de Asociaciones Vecinales, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Universidad de Alcalá, el Consejo de la Juventud, la Confederación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos y Alumnas, el Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, organizaciones representativas de personas con discapacidad y sus familias y las organizaciones representativas de las personas dependientes en Castilla-La Mancha.
 
Dado que esta ha sido la primera reunión del Consejo Regional de la Mujer, Blanca Fernández ha aprovechado para explicar que “la apuesta más clara del Gobierno regional por las políticas de igualdad entre mujeres y hombres ha sido la creación de la Consejería de Igualdad”. En cuanto a las líneas estratégicas del departamento que dirige serán la transversalidad, la promoción de la igualdad, la protección a las víctimas de violencia de género y la sensibilización, la educación y la concienciación.
 
Balance y avance para 2020
 
En esta primera reunión, y dentro de los puntos del orden del día, se ha hecho un balance del trabajo realizado en 2019 desde el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha que dirige Pilar Callado, y se ha informado de las líneas de actuación del Instituto de la Mujer para 2020, entre las que destaca el protagonismo que tendrán las Unidades de Género en la implantación de la transversalidad de las políticas de género o el desarrollo de la ley autonómica para la protección de los derechos del colectivo LGTBI, además de seguir garantizado la protección a las víctimas de cualquier tipo violencia de género y continuar trabajando en formación y sensibilización social, planes de igualdad, prestación de servicios o ayudas y subvenciones.