Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 14 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:46

El Gobierno de Castilla-La Mancha apoya la negociación para evitar la posible imposición de aranceles al calzado español en Estados Unidos

El Ejecutivo regional ha valorado los contactos del Ejecutivo central para evitar que las medidas fiscales consecuencia de la Tasa Google recaigan en el sector, después de que el Ministerio de Industria haya transmitido la suspensión de la imposición del arancel por parte de la Administración norteamericana.

El Gobierno de Castilla-La Mancha apoya la negociación para evitar la posible imposición de aranceles al calzado español en Estados Unidos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su apoyo a las negociaciones y contactos que está llevando a cabo el Gobierno de España para tratar de evitar la posible imposición de aranceles al sector del calzado en sus exportaciones hacia el mercado estadounidense como consecuencia de la puesta en marcha en España de la Tasa Google.
 
Así lo ha señalado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en el transcurso de la Conferencia Sectorial de Industria y Pyme, en la que ha tomado parte esta semana junto con el director general de Empresas, Javier Rosell.    
 
Durante la Sectorial, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su preocupación por la posible imposición de estos aranceles, que significaría un aumento sustancial de los costes para las empresas castellanomanchegas del sector del calzado y la marroquinería que exportan sus productos a Estados Unidos, fuertemente implantadas en provincias como Albacete y Toledo, que verían reducida su competitividad en ese mercado. El Ejecutivo autonómico ha solicitado al Gobierno central que agote todas las vías de negociación para evitar la imposición del arancel.
 
En la reunión, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha trasladado a las autonomías los contactos que el Estado está manteniendo con la Administración estadounidense para que la nueva tasa se mantenga en suspenso, como hasta ahora, y también ha anticipado la negociación en el marco de la OCDE para alcanzar un acuerdo global sobre la fiscalidad digital.
 
La Conferencia Sectorial ha servido también para que las autonomías aprueben el Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva, el nuevo Reindus, con el establecimiento de nuevos criterios de ponderación que darán prioridad a los proyectos a desarrollar en las zonas prioritarias, además de incluir mejoras en la flexibilidad para favorecer la participación de las empresas, así como en las condiciones de devolución de la financiación, incluyendo también nuevos sectores de actividad. Tras la aprobación de las nuevas condiciones del fondo, la aprobación del mismo podría producirse en el mes de junio, para su convocatoria a lo largo de este verano.