Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 15:43

El Gobierno de Castilla-La Mancha compromete su respaldo económico a la candidatura de Cuenca como Capital Española de la Gastronomía

La ciudad ha organizado un programa de actos como antesala a la presentación oficial de la candidatura el próximo 30 de septiembre que incluye cenas en enclaves únicos como el Puente de San Pablo, la desembocadura del Huécar, los jardines de la Diputación, la Fundación Antonio Pérez, la Casa Zavala o los Museos de las Ciencias y de Paleontología.

El Gobierno de Castilla-La Mancha compromete su respaldo económico a la candidatura de Cuenca como Capital Española de la Gastronomía

El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha comprometido el respaldo económico del Ejecutivo regional a Cuenca como Capital Española de la Gastronomía en 2023 si la ciudad consigue obtener un reconocimiento que supone una importante plataforma de promoción, pues el lugar elegido se convierte en cita obligada del turismo gastronómico nacional.
 
Martínez Guijarro, que ha participado junto al alcalde de Cuenca, Darío Dolz, en el primero de los eventos organizados por el Ayuntamiento dentro de los actos promocionales de su candidatura -que se hará efectiva el próximo 30 de septiembre- ha destacado “las grandes posibilidades de la capital conquense”, acompañada por el empuje de los profesionales de un sector que ha incorporado en los últimos días la apertura de todo un referente como es el restaurante de las emblemáticas Casas Colgadas.
 
En este punto, el vicepresidente ha subrayado que el Ejecutivo autonómico está haciendo en los últimos años una gran apuesta por impulsar la gastronomía tanto dentro como fuera de las fronteras de la región, con la creación del sello propio ‘Raíz Culinaria’, que representa a la auténtica cocina que define a la Comunidad Autónoma y a sus gentes.
 
Además, ha añadido que la región se ha convertido en los últimos años en un referente gastronómico en España, con once ‘Estrellas Michelín’ en manos de nueve chefs de la Comunidad Autónoma, a lo que hay que sumar 24 cocineros galardonados con los ‘Soles Repsol’, que han puesto la cocina de Castilla-La Mancha en el punto de mira internacional.
 
De hecho, tal y como ha recordado, Castilla-La Mancha albergará el próximo 22 de noviembre la Gala Michelin, concretamente en la ciudad de Toledo.
 
Su impacto sobre el turismo
 
Finalmente, el vicepresidente ha destacado el impacto que tiene la gastronomía sobre el turismo, convirtiéndose en un motor de atracción de visitantes para el conjunto de la región. “Hablar de gastronomía es también hablar de turismo”, ha dicho. Así, Martínez Guijarro ha recordado que los primeros siete meses del año, Castilla-La Mancha ha superado los dos millones de pernoctaciones, situándose como la quinta comunidad autónoma con mayor grado de recuperación del umbral de actividad pre-pandemia.
 
Además, Cuenca se ha situado como la quinta provincia en el ranking nacional del grado de recuperación de pernoctaciones hoteleras registrado entre enero y julio de 2019.
 
Productos de Cuenca sobre un emblema de la ciudad
 
Las cenas en enclaves únicos y preparadas por grandes cocineros son una de las grandes apuestas del programa de actividades que el Ayuntamiento de Cuenca va a desarrollar hasta el próximo 13 de septiembre con el objetivo de reforzar su candidatura como Capital Española de la Gastronomía en 2023.
 
La primera de ellas ha tenido lugar sobre el Puente de San Pablo, frente a sus icónicas Casas Colgadas, con platos elaborados por Jesús Segura, que regenta los restaurantes conquenses ‘Trivio’ –con una Estrella Michelín- y ‘Casas Colgadas’; y Miguel Ángel Martínez, jefe de cocina del Parador de Cuenca y delegado en la provincia conquense de la asociación de cocineros ‘Eurotoques’.
 
Una cena son sabor conquense y fines solidarios, pues la recaudación irá destinada a la Asociación Parkinson Cuenca, en la que sus 25 comensales han podido disfrutar de platos elaborados con trucha del Júcar, ajo negro, azafrán, cordero manchego o frambuesas de Valdemeca, entre otros; regados, igualmente, con caldos de la tierra.
 
Otros enclaves tan conocidos como la desembocadura del río Huécar, los jardines de la Diputación, la Fundación Antonio Pérez, la Casa Zavala, el Museo de las Ciencias, el recinto ferial de la Hípica o el Museo de Paleontología servirán para promocionar la ciudad como un fuerte destino del turismo gastronómico, aunque tal ha sido la aceptación que ya no quedan plazas disponibles.