Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:54

El Gobierno de Castilla-La Mancha destaca las oportunidades que ofrece la región para albergar proyectos de investigación biomédica de primer nivel

La doctora Susana López López, ha recibido la beca ‘Stop Fuga de Cerebros’ de Roche Farma para desarrollar en Castilla-La Mancha sus investigaciones sobre ictus y tumores cerebrales

El Gobierno de Castilla-La Mancha destaca las oportunidades que ofrece la región para albergar proyectos de investigación biomédica de primer nivel

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado que Castilla-La Mancha reúne las condiciones para albergar una mayor actividad de investigación biomédica, capaz de generar a su vez efectos positivos en el sistema sanitario, en los profesionales y en los pacientes.
 
Así lo ha afirmado durante el acto de entrega de la beca ‘Stop Fuga de Cerebros’, celebrado en el Hospital Nacional de Parapléjicos.
 
El consejero de Sanidad ha felicitado a la doctora Susana López López por la concesión de la beca y la ha animado, junto a todos sus compañeros, a seguir trabajando desde la investigación para generar nuevas evidencias que se puedan materializar en el futuro en mejoras terapéuticas para los pacientes.
 
Asimismo, ha puesto de relieve la importancia de impulsar la I+D biomédica de primer nivel en Castilla-La Mancha, algo a lo que contribuye esta beca y que desde el 1 de enero se hará a través del Instituto de Investigación de Castilla-La Mancha.
 
“Una de las bases para generar un tejido investigador de primer nivel en nuestra Comunidad es ser capaces de retener el talento científico, como ocurre en este caso”, ha añadido el consejero de Sanidad.
 
La doctora Susana López López, del Grupo de Investigación en Ictus y Tumores Cerebrales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha recibido de manos del consejero de Sanidad, la beca ‘Stop Fuga de Cerebros’ de Roche Farma, dotada con 60.000 euros por un periodo de 18 meses.
 
La beca permitirá a la doctora López seguir desarrollando su trabajo en distintos proyectos de investigación, entre los que destacan un estudio del papel de los procesos infecciosos bacterianos y víricos, como el Covid-19 en el desarrollo del ictus isquémico; otro centrado en la identificación de biomarcadores de muerte celular del tejido cerebral y de respuesta terapéutica neuroprotectora en ictus; y otro proyecto que analiza nuevas estrategias para reducir la resistencia a ciertos tratamientos en gliomas malignos.
 
Estos proyectos se desarrollan dentro del Grupo de Investigación en Ictus y Tumores Cerebrales del SESCAM, cuya investigadora principal es la doctora Gemma Serrano de la Heras.
 
La directora del Departamento Médico de Roche Farma, Beatriz Pérez, ha felicitado también a la doctora López, y ha asegurado que su trabajo y el de sus compañeros “reflejan a la perfección el sentido de la beca ‘Stop Fuga de Cerebros’, que permite a Roche colaborar con el sistema sanitario y el tejido investigador para retener el talento científico en su ámbito, incentivando al mismo tiempo investigaciones de primer nivel en torno a patologías que tienen impacto en los pacientes”.
 
“Estoy segura de que el trabajo de Susana López y sus compañeros se podrá concretar en el futuro en mejoras terapéuticas para los pacientes de ictus y tumores cerebrales, dos patologías de alto impacto en Castilla-La Mancha y en el conjunto de España", ha concluido.
 
Impacto positivo en los pacientes y la sociedad
 
El programa ‘Stop Fuga de Cerebros’ forma parte de un proyecto de Roche Farma que comenzó en 2017 con el objetivo de retener a los mejores investigadores y favorecer el desarrollo de su trabajo en el ámbito cercano, desarrollando así una red que, a través de la labor científica, acabe generando un impacto positivo en los pacientes y la sociedad.
 
Las becas tienen como objetivo apoyar la labor de los investigadores cuya labor científica incluye investigación básica o traslacional y se está desarrollando actualmente en las distintas comunidades autónomas, en este caso en Castilla-La Mancha.
 
Estas becas son gestionadas por los organismos de salud de las comunidades autónomas que se sumen al proyecto, a través de la tramitación de un convenio de colaboración entre Roche Farma y la entidad designada por cada organismo de salud, que en el caso de Castilla-La Mancha es la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la Integración, entidad que se encargará de la gestión de la investigación del futuro Instituto de Investigación Biomédica de Castilla-La Mancha, entre cuyos fines destaca constituir el lugar idóneo para la captación de talento, así como promover la interrelación entre la investigación básica, traslacional, clínica, epidemiológica y de servicios sanitarios, y crear un entorno asistencial, docente e investigador de calidad.
 
Hasta la fecha, se han adscrito a esta fórmula de colaboración las consejerías de Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco.