Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido como eje estratégico de la legislatura el apoyo al desarrollo empresarial de las mujeres y a la conciliación

Blanca Fernández también ha explicado que ocho de cada diez euros del Plan Corresponsables se han destinado al medio rural; se ha respondido a las necesidades de conciliación de más de 33.000 familias y se han generado más de 3.000 empleos, la mayoría femeninos.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido como eje estratégico de la legislatura el apoyo al desarrollo empresarial de las mujeres y a la conciliación

El apoyo al desarrollo empresarial de las mujeres y a la conciliación ha sido un eje estratégico del Gobierno de Emiliano García-Page durante esta legislatura y así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández en Cuenca donde, junto a la embajadora norteamericana, Julissa Reynoso, ha clausurado el programa AWE (Academy for Women Entrepreneurs).
 
“La apuesta de esta legislatura ha sido la apuesta por las mujeres emprendedoras y de manera particular por las mujeres emprendedoras en el medio rural porque entendemos que es en el medio rural donde existen mayores dificultades”, ha dicho la consejera, que ha agradecido tanto a la embajadora de Estados Unidos como a AJE Castilla-La Mancha esta iniciativa para impulsar proyectos emprendedores “y dar oportunidades a las mujeres”.
 
Un objetivo que engarza con el que se ha marcado el Ejecutivo autonómico esta legislatura con medidas como el Estatuto de las Mujeres Rurales, una norma pionera en España que ha convertido al Gobierno de Castilla-La Mancha en el primero y el único en legislar en este sentido.
 
Blanca Fernández ha recordado que, tal como anunció la semana pasada el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, las empresas agroalimentarias y las cooperativas que incorporen talento femenino a sus directivas y lo hagan con un porcentaje importante contarán con más ayudas económicas por parte del Gobierno regional. Y es que, ha dicho, “entendemos que las medidas de acción positiva tienen que animar a que las mujeres se incorporen también al ámbito directivo al sector agropecuario y a la industria agroalimentaria que es vital para Castilla-La Mancha y que sigue estando muy masculinizada”.
 
Desde el punto de vista económico, también cabe citar el apoyo de más de 80 millones de euros a más de 40.000 personas autónomas desde el inicio de la Covid-19. Y en esta línea, la consejera ha puesto en valor el modelo de Castilla-La Mancha ya que las ayudas de inicio de actividad triplican la bonificación de la Tarifa Plana al ascender hasta los 3.000 euros, frente a los cerca de 1.000 que dan la mayoría de las comunidades autónomas. Además, esta ayuda se puede ampliar en 2.000 euros más en el segundo año de actividad para las personas autónomas en el ámbito rural, “especialmente si son mujeres” ya que tal como ha dicho la consejera “allí donde hay más dificultades hay que poner mayor énfasis”.
 
Dentro de estas políticas, también ha citado la consejera en su intervención ante las asistentes al acto, el Programa de formación y capacitación digital del que se beneficiarán casi 13.000 mujeres en Castilla-La Mancha, en su mayoría del medio rural. Este programa ya ha comenzado en las provincias de Toledo y Cuenca para casi 5.000 mujeres que recibirán formación para que “a través del manejo de las nuevas tecnologías y la mejora de sus capacidades digitales, puedan mejorar sus opciones de empleabilidad”.
 
En el ámbito de la conciliación, Blanca Fernández ha explicado la importante apuesta del Ejecutivo autonómico que supone el Plan Corresponsables, al que se han destinado 32 millones de euros con los que han puesto en marcha programas y servicios para atender a más de 33.000 familias de la región. La responsable de Igualdad ha explicado que ocho de cada diez euros se han invertido en el medio rural y también que ocho de cada diez personas contratadas han sido mujeres.
 
AWE es un programa de emprendimiento financiado por el Departamento de Estado de EE.UU. con el objetivo de impulsar el desarrollo de proyectos emprendedores liderados por mujeres. Esta edición dio comienzo el pasado mes de junio en Castilla-La Mancha.
 
Al acto de entrega de diplomas, que ha tenido lugar en el Archivo Histórico de Cuenca, además de la consejera y la embajadora de Estados Unidos, han asistido el presidente de AJE Castilla-La Mancha, Javier Redondo; la delegada de Igualdad, Lourdes Luna; el delegado de Economía, Empresas y Empleo, Óscar Martínez; la coordinadora provincial de Cultura, Educación y Deportes, Yolanda Rozalén; la concejala de Seguridad Ciudadana, Personal, Régimen Interior y Coordinación Institucional, Saray Portillo; y la concejala de Servicio Sociales, Igualdad, Cooperación y Atención a las Personas Mayores, Esther Barrios.