Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 23:44

El Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 53,7 millones de euros en prevención de incendios forestales en 2022, un 7,7 por ciento más que el ejercicio anterior

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha recordado el compromiso del Ejecutivo regional con la protección del patrimonio natural, especialmente en materia de tratamientos preventivos y vigilancia del medio natural

El Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 53,7 millones de euros en prevención de incendios forestales en 2022, un 7,7 por ciento más que el ejercicio anterior

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha encomendado a la empresa pública Geacam distintas labores de prevención a ejecutar durante la campaña 2022 por un importe de 53,7 millones de euros.
 
De esta forma lo ha explicado el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, durante la rueda de prensa para dar a conocer los acuerdos del Consejo de Gobierno, indicando que “estos fondos siguen consolidando el importante esfuerzo a favor de la mejora de nuestros montes, su defensa y también la mayor seguridad del conjunto de bomberos forestales y personal asociado a las emergencias por incendios forestales que trabajan en el Plan Infocam”, ha manifestado. Así, ha recordado que el Ejecutivo regional gobernado por el presidente García-Page “continúa reforzando durante esta legislatura la protección y cuidado del patrimonio natural como motor de progreso y desarrollo del medio rural”.
 
Esta partida, de más de 53,7 millones de euros, está estructurada en una orden de encargo de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad a la empresa pública Geacam que va a acometer los trabajos en cinco líneas de actuación como son: tratamientos preventivos, servicio de vigilancia fija y móvil, redacción de proyectos, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud en infraestructuras de protección frente a incendios forestales, redacción de planes y de defensa y de autoprotección; y la planificación, coordinación y evaluación de quemas prescritas.
 
“Se mantendrán las mismas líneas de actuación con el objeto de dar coherencia y continuidad a las actuaciones que venían ejecutándose y se aumenta en 3,85 millones de euros (un 7,7%) el presupuesto del anterior encargo de 2021 que fue de 49,8 millones, con la prioridad marcada por este Ejecutivo de consolidar el empleo para la mayor parte del personal que compone el dispositivo de lucha contra incendios durante todo el año, la seguridad en las operaciones de extinción de incendios forestales y con todo ello favorecer la protección de nuestro patrimonio natural”, ha enfatizado Escudero.
 
Un gasto que ha sido aprobado a cierre del ejercicio de 2021 y que será cofinanciado con fondos propios del Gobierno regional (en un 17,5%), fondos de la Administración del Estado (7,5%) y una parte procedente de fondos FEADER de la Unión Europea (75%).
 
Entre los principales objetivos de esta orden de encargo destacan los tratamientos selvícolas en la red de áreas de defensa o áreas cortafuego, “imprescindibles para la defensa de las masas forestales de la región, las cuales juegan un papel fundamental como almacén de carbono y reguladoras de otros ciclos ecológicos esenciales para la vida, como el del agua, la lucha contra la erosión o la conservación de la biodiversidad”. Todo ello, como ha dicho, redunda a su vez en el valor económico de los bosques para contribuir a fijar población en el medio rural, en línea con los objetivos marcados en la Ley de medidas contra la Despoblación del Ejecutivo regional.
 
En lo que respecta a los tratamientos selvícolas, el Gobierno regional, como ha explicado, se ha realizado un importante esfuerzo con un aumento del presupuesto en un 9% en 2022 respecto a 2021, con un total de 45,6 millones, lo que supone un incremento de 3,77 millones de euros. Gracias a esta inversión, se estima que se van a realizar labores preventivas en más de 9.430 hectáreas este año. Durante la campaña de 2021, se realizaron diversos tratamientos preventivos en más de 7.000 hectáreas en zonas de especial protección y de mayor riesgo de incendio.
 
Refuerzo del empleo de fuego técnico
 
Además, el consejero de Desarrollo Sostenible ha destacado el importante impulso y consolidación en materia de planificación, coordinación, desarrollo y evaluación de quemas prescritas para los próximos ejercicios. Un aspecto fundamental para la formación, la tecnificación y mejora continua del dispositivo de prevención de incendios forestales, conjugando la gestión de los ecosistemas forestales con el uso y control del fuego para una mayor eficiencia en los trabajos efectuados.
 
“Con esta línea demostramos nuestra apuesta por el uso técnico del fuego como herramienta para disminuir la vegetación en condiciones controladas con un doble objetivo como es reducir el combustible vegetal disponible y mejorar la formación y la seguridad de los hombres y mujeres que forman parte de nuestro dispositivo”, ha recalcado Escudero.
 
 “Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha creemos que el esfuerzo en materia preventiva es crucial para mejorar el estado de nuestros montes, y a día de hoy podemos sentirnos orgullosos de la defensa que estamos llevando a cabo”, ha finalizado.
 
Nuevo refuerzo del equipo que gestiona expedientes de desarrollo sostenible
 
En otro orden de cosas, Escudero ha informado de otro acuerdo del Consejo de Gobierno como es la incorporación de tres nuevos profesionales (dos ingenieros superiores, uno de montes y otro forestal, y un auxiliar administrativo); y de la renovación del programa temporal de empleo de seis trabajadores para “seguir reforzando el equipo multidisciplinar que gestiona los expedientes de desarrollo sostenible sobre todo de proyectos de energías renovables y fondos europeos Next Generation que tramitamos desde la Consejería y nuestras delegaciones provinciales”. A estos dos programas el Ejecutivo regional destina 157.900 euros.
 
En este sentido, ha señalado que ya son 111 personas los que integran este grupo entre ingenieros, jurídicos y administrativos, “un equipo polivalente de trabajadores en el que hemos invertido más de tres millones de euros para redoblar esfuerzos en la gestión de proyectos y expedientes de nuestro ámbito”, destacando que, entre los proyectos que tramitan para su implantación en Castilla-La Mancha, por su volumen e inversión, “tienen una gran importancia tanto los de transición energética, como los de economía circular, cara a dinamizar nuestra economía, y más teniendo en cuenta las ayudas europeas que están llegando a las comunidades, un motivo por el cual es muy importante contar con el personal necesario que agilice su gestión”.
 
Escudero ha subrayado que este equipo multidisciplinar que empezó con 34 profesionales “lo hemos triplicado en apenas año y medio a través de diferentes planes de empleo para ofrecer a las empresas que apuestan por nuestra región, confianza, acompañamiento y agilidad en la tramitación de expedientes”.
 
Por último. ha concluido indicando que, gracias a la inversión en personal técnico cualificado, “hemos atraído durante este último año más de 380 millones de euros que han creado unos 2.000 puestos de trabajo en el sector de las energías renovables, contribuyendo además a una transición energética en la región en base al desarrollo de las energías limpias que ha llevado a Castilla-La Mancha a asentarse en los primeros puestos a nivel nacional en potencia instalada de renovables con cerca de 8.000 megavatios, 21 puntos por encima de la media española”.