Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:05

El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en la ampliación de la Red Natura 2000 en consonancia con los objetivos de la Estrategia de Biodiversidad 2030 de la Unión Europea

Como ha apuntado el director general, el Valle de Alcudia en la provincia de Ciudad Real, la Laguna de El Hito en Cuenca, así como determinadas zonas de especial importancia para las aves esteparias en la provincia de Toledo, se estudian para su inclusión en dicha ampliación de la Red Natura, por ser hábitats de gran valor para especies muy amenazadas como la cigüeña negra, el lince ibérico y el águila imperial y numerosas aves esteparias.

El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en la ampliación de la Red Natura 2000 en consonancia con los objetivos de la Estrategia de Biodiversidad 2030 de la Unión Europea

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, trabaja en la ampliación de la Red Natura 2000 en la región. “Un objetivo conjunto de la Unión Europea que pretende alcanzar el 30 por ciento de la superficie con este grado de protección y que sin duda va a suponer salvaguardar la riqueza natural y de biodiversidad de Castilla-La Mancha, así como potenciar el medio rural a través del turismo de naturaleza”.
 
Como ha explicado el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, “actualmente la Red Natura 2000 representa en la región el 24,3 por ciento, lo que nos lleva a seguir avanzando hacia el objetivo marcado en la ‘Estrategia de la UE sobre biodiversidad para 2030’ y con ello a reforzar un modelo territorial que ponga en valor el rico patrimonio natural de la región.
 
Así, de manera conjunta con las delegaciones provinciales de la Consejería, y en colaboración con los grupos de interés, se están analizando los espacios que han de considerarse para alcanzar este objetivo común y cumpliendo con distintos criterios técnicos que van a priorizar los hábitats más relevantes que aún no estén protegidos o suficientemente representados en Red Natura 2000 y que sean hábitats de especies muy amenazadas, apostando a su vez por la biodiversidad. El proceso de participación pública se iniciará en las próximas semanas.
 
De esta forma lo ha explicado Romero este viernes, durante la suelta de un ejemplar de cigüeña negra recuperado en el Centro El Chaparrillo, que ha tenido lugar en la cola del embalse de la Peña del Gato en la finca Dehesa de Castilseras, y en el que ha estado acompañado por la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; la alcaldesa de Almadén, María del Carmen Montes; y el presidente de Mayasa, Emiliano Almansa.
 
Como ha apuntado el director general, el Valle de Alcudia en la provincia de Ciudad Real, la Laguna de El Hito en Cuenca, así como determinadas zonas de especial importancia para las aves esteparias en la provincia de Toledo, se estudian para su inclusión en dicha ampliación de la Red Natura, por ser hábitats de gran valor para especies muy amenazadas como la cigüeña negra, el lince ibérico y el águila imperial y numerosas aves esteparias.
 
Castilla-La Mancha, fundamental para la cigüeña negra
 
El ejemplar de cigüeña negra que se ha procedido a liberar al medio natural ingresó en El Chaparrillo el pasado 16 de julio de 2021 tras ser localizada en el camping de Valdeazores (Fuencaliente) y trasladada urgentemente por los agentes medioambientales.
 
Se trata de un pollo de un año que en su ingreso presentaba debilidad y signos de deshidratación y desnutrición por lo que posiblemente se desorientó tras saltar del nido y realizar sus primeros vuelos. En el momento de su admisión, se aplicó un tratamiento de estabilización mediante administración de fluidos y un complejo vitamínico.
 
Tras su estancia en el centro y durante este tiempo, se ha alimentado con normalidad hasta el momento que se considera que ha adquirido el peso, complexión y musculación idónea para ser liberada. Además, se ha seleccionado este paraje una vez constatada la existencia de colonias de esta especie con objeto de que pueda iniciar la migración con normalidad.
 
“Castilla-La Mancha es una región fundamental para la especie que se encuentra en una situación muy delicada, clasificada en peligro de extinción tanto en el catálogo Nacional de Especies Amenazadas, como en el regional”, ha asegurado el responsable de Medio Natural y Biodiversidad. Así la región alberga, aproximadamente el 10 por ciento de la población nacional en las zonas suroeste de las provincias de Ciudad Real y Toledo donde se detectaron en torno a 30 parejas de acuerdo con el último censo realizado en el año 2017.
 
Además, las poblaciones de esta región ostentan una importancia relevante en cuanto a que, como límite oriental de la zona de presencia de la especie, tienen una responsabilidad fundamental en su expansión hacia el este peninsular y en la consolidación de sus poblaciones.
 
La situación de la especie y la relevancia de las poblaciones en esta región originaron la necesidad de elaborar el Plan de Recuperación de la especie en Castilla-La Mancha en el año 2003 que ha permitido limitar las afecciones más severas que se vienen produciendo en las áreas críticas para la reproducción de la especie. Desde la Consejería de Desarrollo Sostenible se está trabajando en la revisión de este Plan en un plazo corto de tiempo, como ha afirmado Romero, con el objeto de adecuar, si fuera el caso, las actuaciones y las áreas críticas para su conservación.
 
Desde finales de los años 90 se realiza el seguimiento de la población nidificante de la especie de forma sistemática, lo que constata que la situación de la especie en la región ha experimentado un ligero aumento en los últimos años. “Precisamente este año 2021 se está llevando a cabo el nuevo censo de la población de la especie que esperamos proporcione unos datos que confirmen la tendencia positiva o al menos el mantenimiento de las poblaciones”, ha concluido.