Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 21 de enero de 2020
  • Actualizado 15:14

El Gobierno regional cierra 2019 con una reducción de las listas de espera del 28 por ciento y casi 36.000 pacientes menos en los últimos cuatro años

El tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica se ha reducido en seis días desde el pasado mes de junio.

El Gobierno regional cierra 2019 con una reducción de las listas de espera del 28 por ciento y casi 36.000 pacientes menos en los últimos cuatro años

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reducido las listas de espera sanitarias en 35.813 pacientes en los últimos cuatro años, lo que supone casi un 28 por ciento, tal y como ha indicado hoy la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Regina Leal.
 
El Portal de Transparencia y Salud de la Consejería de Sanidad ha publicado hoy los datos de listas de espera correspondientes al mes de diciembre, que se cerró con 93.160 pacientes pendientes de una intervención quirúrgica, una primera consulta con el especialista o la realización de una técnica diagnóstica.
 
Según ha indicado Leal, que ha estado acompañada por el director general de Atención Sanitaria, José Antonio Ballesteros, son 4.696 pacientes menos que al cierre del mes de noviembre de 2019.
 
La lista de espera quirúrgica se situó en 35.779 pacientes, lo que supone 2.804 menos que los que había en noviembre y 4.408 menos que al cierre de 2015, es decir, casi un 11 por ciento menos.
 
La de primeras consultas con el especialista se cerró en 50.659 pacientes, 1.023 menos que el mes anterior y 22.539 menos que hace cuatro años, un 30,7 por ciento menos; mientras que la de técnicas diagnósticas se situó en 6.722 pacientes, casi un 57 por ciento menos que en el año 2015.
“Durante 31 meses consecutivos, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha conseguido mantener las listas de espera sanitarias por debajo de los cien mil pacientes”, ha destacado Leal, quien ha indicado que se trata de los segundos mejores datos de un cierre de año en una década.
 
La directora gerente del SESCAM ha señalado que, durante el último ejercicio, además de incidir en el aspecto cuantitativo de las listas de espera, han seguido “volcando todos los esfuerzos”, en su aspecto cualitativo; es decir, en las demoras medias.
 
Así, el tiempo medio de espera para ser intervenido quirúrgicamente se situó en 143 días, seis días menos que los que se registraron en junio de 2019, último dato publicado por el Ministerio de Sanidad. En consultas externas, el mes de diciembre se cerró con una espera media de 42,38 días y en técnicas diagnósticas en 46,18 días.
 
“En los próximos años vamos a seguir centrando nuestro objetivo en mantener en niveles similares el número de pacientes en listas de espera y seguir incidiendo en mejorar las demoras medias”, ha asegurado la máxima responsable del SESCAM.
 
Más quirófanos y equipamiento tecnológico
 
A este respecto, ha indicado que en esta tarea van a ser “muy útiles” los 37 quirófanos más que se pondrán a disposición de los profesionales por toda la región según vayan finalizando las obras de los nuevos hospitales.
 
“Estos nuevos recursos van a impactar de forma muy positiva en las listas de espera”, ha aseverado Leal, quien ha recordado que serán siete quirófanos más en Guadalajara, nueve en Toledo, seis en Cuenca y 15 en Albacete. “Si fueran utilizados sólo en turno de mañana ya supondría la intervención programada de 32.000 pacientes más al año”, ha añadido.
 
Igualmente, se ha referido al impacto que seguirá teniendo en la reducción de las listas de espera en técnicas diagnósticas el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria. Una estrategia que ya ha supuesto una inversión de 30 millones de euros, más otros 15 procedentes de la Fundación Amancio Ortega, y que se han traducido en diez nuevos TC`s, nueve resonancias magnéticas, seis salas de hemodinámica, un PET-TC u ocho mamógrafos digitales con tomosíntesis.
 
En este sentido, ha recordado que en breve se dotará al Hospital de Villarrobledo de una resonancia magnética, equipamiento del que también se beneficiarán los hospitales de Almansa (Albacete) y los ciudadrealeños de Manzanares y Valdepeñas a lo largo de esta legislatura. Además, en los próximos años se seguirá actualizando el equipamiento de Medicina Nuclear.
 
Incremento de actividad asistencial
 
La directora gerente del SESCAM ha explicado que los datos de listas de espera registrados al cierre del año 2019 están estrechamente relacionados con los incrementos de actividad que se vienen registrando en los últimos años en los centros sanitarios públicos de la región, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria.
 
Así, ha mencionado que los profesionales de Atención Primaria realizaron el año pasado un total de 14.448 intervenciones de cirugía menor, 47.628 citologías, unas 7.200 ecografías o casi 128.400 electrocardiogramas.
 
Dentro de este ámbito asistencial, ha destacado igualmente la solicitud de pruebas diagnósticas realizadas por sus profesionales “que conlleva un aumento de su poder resolutivo y, consecuentemente, la disminución de las derivaciones a urgencias y a consultas hospitalarias”.
 
Los profesionales de Atención Primaria, ha explicado, vienen solicitando unas 5.400 resonancias magnéticas al año, unas 86.220 ecografías, 426.000 radiologías simples, más de 9.600 colonoscopias o más de 4.800 gastroscopias.
 
En el ámbito hospitalario,  en los 131 quirófanos hospitalarios se han realizado más de 170.000 horas de quirófano, que han permitido intervenir quirúrgicamente a más de 126.000 ciudadanos. Leal ha mencionado el esfuerzo que se está haciendo para impulsar la cirugía sin ingreso, que ya supone el 57,6 por ciento de la actividad quirúrgica programada.
 
En el área diagnóstica se han llevado a cabo 183.088 resonancias magnéticas, un 4,57 por ciento más que el año anterior y récord de la serie histórica; 198.000 ecografías; más de 61.000 mamografías; y 37.247 colonoscopias, un 3,46 por ciento más que el año anterior, incremento asociado directamente al desarrollo del programa de detección precoz de cáncer de colon.
 
Por otra parte, se atendieron cerca de 3,5 millones de consultas externas y más de 983.000 urgencias, lo que supone una media diaria de 2.695 urgencias, 276 más que hace cuatro años.
 
En el ámbito de la hospitalización, durante al año pasado se trabajó con una media de 4.028 camas funcionantes, que han permitido contabilizar cerca de 48.000 ingresos programados. La estancia media se situó en 6,37 días, por debajo de los últimos años, y se registró una ocupación media del 77,14 por ciento. 
 
“En los últimos cuatro años, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha incrementado en 588 millones de euros el presupuesto para atender la salud de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, lo que supone un 25,3 por ciento más que en 2015”, ha señalado Leal, quien ha recordado que a lo largo de este ejercicio se destinarán diariamente más de ocho millones de euros al Sistema Sanitario Público Regional, con una inversión de más de 1.550 euros por persona.
 
Un aumento presupuestario, ha dicho, que va a permitir consolidar la inversión en obras y equipamiento asistencial de última generación en los centros sanitarios de la red pública; mantener las políticas de recuperación, consolidación y crecimiento de plantillas iniciadas en la anterior legislatura; fomentar la formación de residentes; y, en el ámbito asistencial, seguir potenciando el plan de trabajo quirúrgico en red.