Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 13:22

El Gobierno regional contará con el CERMI en la elaboración del Plan regional de Vivienda

El consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha asegurado que “el CERMI jugará un papel activo y protagonista en la elaboración del Plan regional de Vivienda”, y ha puesto de manifiesto “el compromiso del Gobierno regional por garantizar, a través de sus políticas públicas de vivienda, el derecho a una vivienda digna y adecuada a las personas con discapacidad de la región”.

El Gobierno regional contará con el CERMI en la elaboración del Plan regional de Vivienda

El Gobierno regional va a contar con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (CERMI) en la elaboración del Plan regional de Vivienda.
 
Así lo ha puesto de manifiesto, el consejero de Fomento que, junto a la directora general de Vivienda, Inés Sandoval, se ha reunido con los miembros del CERMI, encabezados por su presidenta, Cristina Gómez Palomo; y el gerente y la técnica jurídica de la entidad, José Antonio Romero y Marcelina de la Vega, respectivamente.
 
En este sentido, Hernando ha asegurado que “el CERMI jugará un papel activo y protagonista en la elaboración del Plan regional de Vivienda”, y ha puesto de manifiesto “el compromiso del Gobierno regional por garantizar, a través de sus políticas públicas de vivienda, el derecho a una vivienda digna y adecuada a las personas con discapacidad de la región”.
 
Asimismo, Hernando ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha impulsado la incorporación de un programa específico de rehabilitación en materia de accesibilidad en el próximo Plan Estatal de Vivienda que está elaborado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).
 
De esta manera, el Ejecutivo de García-Page ha solicitado al MITMA que, aunque las ayudas a la rehabilitación se canalicen a través de los Fondos ‘Next Generation’, hubiera, tal y como ha recogido el Ministerio responsable de las políticas de vivienda, un programa específico de rehabilitación en materia de accesibilidad en el próximo Plan de Vivienda.
 
Hernando ha destacado la importancia de estas políticas “porque no queremos que nadie se quede aislado en su vivienda y que esta represente un freno a su proyecto de vida, y esta apuesta del Gobierno de García-Page por la accesibilidad es una apuesta por los derechos de las personas con discapacidad que con accesibilidad en sus viviendas tienen igualdad de oportunidades”.
 
Asimismo, y en cuanto al próximo Plan Estatal de Vivienda, el responsable de Fomento ha explicado que el Ejecutivo regional ha presentado una alegación para que las entidades del Tercer Sector Social sean beneficiarias de las ayudas a la accesibilidad en el próximo Plan Estatal y que se contemplen los programa de transición a fórmulas de vida comunitaria para personas con discapacidad o personas mayores institucionalizadas, tal y como está demandando el CERMI para promover la transición de personas con discapacidad, con grado oficialmente reconocido de al menos un 33 por ciento, o de personas mayores de 65 años institucionalizadas, a fórmulas de vida comunitaria, para poner a su disposición una solución habitacional inclusiva en la comunidad de pertenencia.
 
El consejero de Fomento ha remarcado que “para el Gobierno regional, además de accesible, la vivienda debe ser también asequible. Por ello, en Castilla-La Mancha las personas con discapacidad y las familias que tienen un miembro con discapacidad son grupos preferentes en las políticas de acceso a la vivienda, tanto en la concesión de ayudas como en la adjudicación de viviendas del parque público de vivienda de titularidad de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha”.
 
Precisamente en el ámbito de las ayudas, Hernando ha puesto de relevancia cómo “el presidente García-Page puso en marcha en abril de 2018 la ‘Tarjeta Verde’ a través de la cual, las personas residentes en Castilla-La Mancha, con un grado de discapacidad igual o mayor del 33 por ciento, se benefician de un 50 por ciento de descuento en el transporte regular de viajeros”. Unas ayudas que este año ha ascendido a los 110.000 euros y que benefician en Castilla La Mancha a más de 150.000 personas.