Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 04 de diciembre de 2020
  • Actualizado 20:38

El Gobierno regional continuará haciendo seguimiento a la publicidad para evitar los contenidos sexistas, la inducción al juego, la compra compulsiva o prácticas de competencia desleal

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha indicado que la renovación del convenio (que proviene de 2016) busca contribuir a que la publicidad difundida por todos los medios, incluido Internet, constituya un instrumento particularmente útil en el proceso económico, velando por el respeto a la ética publicitaria, a los derechos de los consumidores

El Gobierno regional continuará haciendo seguimiento a la publicidad para evitar los contenidos sexistas, la inducción al juego, la compra compulsiva o prácticas de competencia desleal

a Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha ha renovado este martes el convenio de colaboración con la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL), cuyo objeto es establecer un marco de cooperación que facilite y permita el seguimiento de la publicidad con particular incidencia, entre otras, en las áreas relacionadas con contenido contrario a la dignidad de la mujer; la publicidad que pueda inducir al juego, la compra compulsiva o las prácticas desleales que afecten a las figuras de calidad diferenciada.
 
El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, acompañado del director general de Agenda 2030 y Consumo, Ramón Lara, ha firmado la renovación de este convenio con José Domingo Gómez Castallo, director general de Autocontrol.
 
El Gobierno regional viene manteniendo este acuerdo de colaboración desde el año 2016, ha indicado Escudero, con el objetivo principal de garantizar los derechos de los consumidores frente a la publicidad. “Hoy renovamos este convenio tras el traspaso de las competencias en materia de Consumo a la Consejería de Desarrollo Sostenible, actualizando sus contenidos y poniendo especial énfasis en la publicidad del juego, no sexista y asociada a prácticas de competencia desleal en productos locales de calidad”, ha apuntado.
 
En este sentido, ha recordado que la Ley del Estatuto de las Personas Consumidoras en Castilla-La Mancha, aprobada por el Gobierno regional el pasado año, “ya establecía de forma pionera que la publicidad debe hacerse de acuerdo con los principios de objetividad, accesibilidad universal y no discriminación y no puede, sea cual sea el soporte utilizado, inducir a error o a falsas expectativas a las personas destinatarias. Asimismo, debe hacerse sin difundir contenidos que banalicen o inciten a la violencia de género o atenten a la dignidad de las mujeres”.
 
Autocontrol es una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de gestionar el sistema de autorregulación publicitaria en España, “por ello seguiremos trabajando de la mano para contribuir a que la publicidad difundida por todos los medios, incluido Internet, constituya un instrumento particularmente útil en el proceso económico, velando por los derechos de los consumidores, así como a la normativa en materia de protección de datos y privacidad”, ha manifestado el consejero.
 
Por su parte, el director general de la Autocontrol, José Domingo Gómez Castallo, ha agradecido al consejero la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha que fue de las primeras regiones en firmar este convenio de colaboración en favor de la ética publicitaria y de los derechos de los consumidores, y más ahora con esta renovación que introduce aspectos novedosos.
 
Desde Autocontrol se cuenta con diversas herramientas, como la elaboración de códigos de ética publicitaria; la resolución de las reclamaciones planteadas contra la publicidad presuntamente ilícita o desleal; la revisión previa de campañas publicitarias con el objeto de que éstas se adecuen a la normativa vigente; y la colaboración activa con administraciones públicas. Y para la resolución de las reclamaciones contra la publicidad presuntamente ilícita o desleal, la entidad cuenta con un organismo independiente: el Jurado de la Publicidad, que ha obtenido el reconocimiento público como entidad de resolución alternativa de litigios en materia de consumo.